Doomsday Clock #09
Comics

Doomsday Clock #09

Reseña y análisis

Por: Maximiliano Britos - 06 Mar 2019 Se lee en: 5 mins

Salió la novena entrega de Doomsday Clock, la serie que despierta amor y odio por igual entre los lectores. Geoff Johns eleva el ritmo y la apuesta, y Gary Frank acompaña. Pero...

¿De qué va la trama?

En resumidas cuentas, casi todos los héroes (menos Superman, Wonder-Woman y Batman), van a Marte, porque rastrearon el residuo de energía de la explosión del número anterior hacia allí. Sí, nadie culpa a Firestorm (excepto el resto del mundo). El plan de Ozymandias parece esclarecerse más, guiando a los héroes fuera del planeta y culpando al Dr. Manhattan. Y mientras tanto, alguien hace su movimiento. Sí, repitiendo la historia de Watchmen.

¨Pero vamos con el análisis y detallitos.

El anillo

El anillo de la Legion of Superheroes, de la portada, es un grito ahogado para los fans de los legionarios. Y es que hasta ahora nuestra única pista era Saturn Girl. En este número, un anillo viaja por el tiempo y llega a manos del Doc, para luego desaparecer.

El anillo de Ferro Lad

Ese anillo es de Ferro Lad, el legionario que se sacrificó en el 3019 (fecha que menciona nuestro azulado amigo), para derrotar al Sun-Eater, historia de Adventure Comics #353, de Jim Shooter y Curt Swan. Por si quedaban dudas, se nos deja en claro que el personaje usaba una máscara de hierro. Sí, gracias.

Lo interesante es ver que, tras el cambio en el pasado que evitó que Alan Scott obtuviera sus poderes, se desencadenó una reacción que termina en anular los futuros posibles, llegando a lo que ya sabemos: lo único que puede ver a futuro Dr. Manhattan, es su enfrentamiento contra Superman. Después de eso, no hay nada. Sí, evitar que Alan Scott sea Green Lantern, anuló la existencia de la Legion, y básicamente del futuro.

La furia de Ronnie

Sin duda lo más impactante es el retcon sobre el origen de Firestorm. Y es que la Supermen Theory, que actúa como una especie de histeria colectiva como la Keene Act de Watchmen, fue utilizada para desacreditar al pobre Ronald Raymond, diciendo que es un producto del gobierno para crear metahumanos. Pozhar ya lo acusó, y ahora el mundo entero parece señalarlo. Pero en un momento, Ronnie viaja por el tiempo para ver su propio origen (cortesía de, obviamente, el antagonista azul del comic en cuestión). Y para su sorpresa, presencia un momento en el que descubre que Martin Stein trabaja para el gobierno, y perpetuó el accidente para que ambos se fusionen y obtener poderes, manipulando todo para infiltrarse en la comunidad metahumana y aprender más. Sí señores, la Supermen Theory es cierta. Polémico movimiento, Sr. Johns. Hay que ver cómo se toman esto los fans de Firestorm. Particularmente es algo que me gusta.

¿Por qué motivo Firestorm padeció la cortesía de ser desasnado de su propio pasado por el Dr. Manhattan? Simplemente para probar un punto: "Hasta la esperanza decae". Otra declaración del enfrentamiento venidero con Superman, que es sin lugar a dudas, la personificación de la esperanza.

Siempre tan simpático

Charlton vs Charlton

Si bien tanta referencia se perdió en los últimos números, los guiños o detallitos para el fan siguen en pie. Y en esta oportunidad, los personajes de Charlton aparecen, en su versión DC (Obviamente), juntos. El mayor punto de su inclusión en el número llega cuando Captain Atom (Nathaniel Adam), lucha contra Dr. Manhattan (Jon Osterman), siendo los 2 justamente, reversiones del Captain Atom original, Allen Adam. Hasta diría que es justicia poética: Ver que Alan Moore se impone por sobre el universo DC.

Nostalgia a full

Imprescindible para saber más sobre Charlton y sus reversiones en DC y Watchmen, chequear los artículos de Matías Mir al respecto: Los Watchmen de Charlton parte 1 y parte 2.

Wally West

Wally West es un tema que DC todavía no puede resolver, y que esperemos, Geoff Johns (como artífice de su vuelta en Rebirth) esté a la altura. Wally es una pieza fundamental en el universo Rebirth, sabe que nos robaron tiempo y nos estuvieron manipulando. Y sin embargo, fuera de su encuentro con Barry, su trascendencia fue cuasi nula, incluso teniendo un patético destino en Heroes in Crisis de Tom King. ¿Se solucionará esto de alguna forma?

La revelación de Lex

Algunos cameos, cambios en personajes, contradicciones y futuros

No hay mucho que hacer acá, pero: ¿Vieron a la Doom Patrol?¿A Flex Mentallo?¿Animal Man?

Gary Frank es conocido por cagarse no preocuparse en los diseños vigentes de los personajes y usar los clásicos, o los que más le llamen la atención (el mayor ejemplo que se vio en esta serie, es The Riddler, que es básicamente Frank Gorshin de la serie de Batman del 66). Pero, ¿podemos ver algo más?

La cuestión es saber si el status quo de los personajes presentados, es simplemente un spoiler de sus arcos actuales en sus series pertinentes, o falta de coordinación editorial.

La misma mala costumbre de hablar en tiempo desfasado

Nightwing por un lado está de regreso, y no es Ric Grayson, el taxista alejado del superheroísmo.
Hawkman y Hawkgirl están de regreso.
En Green Arrow #50 algo pasa entre Ollie y Dinah, pero acá parece que se solucionó (o que nunca pasó).
Scott Free (Mister Miracle) y Big Barda también aparecen (¿finalmente escapaste, Scott? No se pierdan "Desglosando Mister Miracle", notaza de la mejor serie de DC en mucho tiempo, cortesía de Juli Svartz).
Aquaman parece saber quién es y está con Mera.
Ah, y Hal Jordan es Green Lantern.

Black Adam hace su movimiento

Y como no podía ser de otra forma, después de tanto bombo, Black Adam hace su movimiento, aprovechando la ausencia de todos los metahumanos que podrían interponerse. Probablemente este Rey Negro sea al final un peón de Ozymandias, pero eso no quita que su papel es importante en el juego, eligiendo el mejor momento para atacar. Sea cual sea su verdadera posición, sabemos que solo puede moverse de a un casillero, una vez arrancada la partida. ¿Cuál será la declaración del líder de Khandaq?

Veredicto

Geoff Johns sabe lo que hace. Gary Frank sigue demostrando por qué está en las grandes ligas de artistas del comic. El número en cuestión tiene muchísima acción y responde a los fans y su necesidad de leer una obra que eleve el ritmo. Doomsday Clock pareciera estar dividida en dos partes, justamente como el juego de ajedrez que desde el principio, el autor plantea: la primer parte es disponer de las piezas en el tablero y trazar una estrategia. La segunda, es poner dicha estrategia en movimiento y ver como se desenvuelve la partida a medida que cada pieza cumpla su función. Una primera parte que siembra dudas, da contexto y nos llena de información, y esta segunda parte que aun no concluye, respondiendo dichas dudas, y mostrándonos como se ponen en marcha los engranajes de este gran reloj.

Hay una declaración en entrelíneas interesante a mencionar. Seas Ditko, Morrison, Kirby... o el mismo Moore, el Dr. Manhattan se caga en todos y los pasa por arriba. Los personajes aparecen agrupados, es una selección tanto de nostalgia como de autores para dejar en claro un manifiesto. Es casi imposible no notarlo. Y tampoco importa la continuidad, porque este trabajo es definitivo. Se acomodarán o no, eso se verá.

Pero por el lado de las críticas negativas, al ser la serie tan centrada en personajes y tramas en específico número por número, la ausencia de otros protagonistas previos se siente demasiado. Nada de Johnny Thunder, nada de Saturn Girl, nada de Ozymandias o Rorschach. Nada de Mime y Marionette. Quizás esto afectaría mucho menos si la serie saliera mensualmente, en lugar de sufrir retraso tras retraso.

Explicando la magia

En definitiva, un muy buen número.

Dejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.