Doomsday Clock #2
Comics

Doomsday Clock #2

Reseña y análisis con spoilers

Por: Maximiliano Britos - 28 Dic 2017 Se lee en: 5 mins

Cuando salió el número 1 de Doomsday Clock, que comenté ACÁ libre de spoilers, Geoff Johns nos presentaba una idea que generó tanto odio como curiosidad entre los lectores. ¿Una continuación de Watchmen?¿Es necesaria?¿Estará a la altura?¿Es basura?¿Ya no hay nada sagrado?
Y sin embargo, personalmente, el primer número me cumplió y generó un interés por buscar soluciones, referencias, guiños y armar conjeturas... que no experimentaba desde la fantástica y perfecta Multiversity de Grant Morrison. Y este número potenció esto.

Pero, ¿de qué va el número?

En palabras de Ozymandias (Veidt de ahora en más) si él fue capaz de lograr que Jon (Dr. Manhattan) abandonara nuestro planeta, ahora debe lograr que vuelva para salvarlo. Y es así que junto al nuevo Rorschach, Marionette y Mime, emprende un viaje justo a tiempo para huir de la amenaza nuclear del planeta. ¿Cuál es su destino? Veidt anuncia que descubrió una forma de rastrear al buen Doc (que no me voy a molestar en explicar acá, más abajo haré un comentario al respecto), y con cierto vehículo familiar que modificó... Voilà!, terminan en el DC Universe. Sí, así, de una, pero ojo que estamos un año después de Rebirth, con un montón de bardos sociales, la guerra entre LexCorp y Wayne Enterprises, la gente harta de Batman, y la "Supermen theory" que está dividiendo al mundo, implicando que la población de metahumanos se concentra en Estados Unidos debido a un complot gubernamental para crearlos, y no son simple "accidentes" o mera entropía. Sí, todo esto nos enteramos leyendo las noticias del final del número, viendo a manifestantes o leyendo entre líneas.
Al parecer, el querido Manhattan se fue al universo de nuestros queridos superhéroes (cosa que más o menos podíamos vislumbrar tras Rebirth), lo que explicaría varias cosas (o no), que analizo luego.

Vuelta más, vuelta menos, todo concluye en Veidt localizando a las dos personas más inteligentes del planeta: Lex Luthor y Bruce Wayne. El plan es ir a hablar con ellos, contarles la situación y conseguir su colaboración, esperando encontrar así a nuestro amigo azulado. Rorschach va a buscar a Bruce, se come sus panqueques, descubre de casualidad la entrada a la Bat Cave, y termina cara a cara con Batman. Veidt por su parte contacta a Luthor, le cuenta todo lo que hizo, y es interrumpido por un par de tiros cortesía de... The Comedian, quien enuncia que esta vez está listo para lidiar con Veidt.

Si me lo dicen así también me parece estúpido

Sembrando curiosidades

Mr. Oz (revelado como Jor-El), Pandora, Owlman, Rebirth... ya tuvimos varias pautas sobre el Dr. Manhattan, y que Veidt y Rorschach llegaran al Universo DC rastreándolo, parece no dejar duda al respecto: Esa mano que movía los hilos y que parecía ser evidente que era el Doc... ahora es tan evidente que casi no quedan dudas. Paseando por las posibles apariciones del Doc, y de la importancia de Superman en todo esto, hago un mini repaso a continuación, para luego cerrar con "lo bueno y lo malo" del comic.

Recordemos la muerte de Rorschach a manos del Dr. Manhattan, y comparémosla con la de Pandora en Rebirth:

Las similitudes son innegables

Ahora vamos con la muerte de Owlman, Metron y Grid, en La Luna (Epílogo de Justice League #50, The Darkseid War).

Aparentemente no hay que averiguar los secretos del universo

¿Y lo de la mano azul en Superman, cuando visita la tumba de su contraparte?

Hay muchos conceptos o conjeturas respecto a esto. El Superman Pre New52, el Superman del New 52 muerto, la "unificación" del personaje, Mr. Oz diciendo que es todo una mentira... y ese Annual de Superman con Swamp Thing (¿lo leyeron?) en el que Swamp increpa a Superman diciéndole que está creando un disturbio en "The Green" con su mera presencia, para que luego, tras Superman diciéndole que va a cooperar con él y extenderle su mano...

¿Otra vez?

Swamp Thing nos habla de una vibración distinta, de no aceptar la pertenencia a un universo y de formar parte de otro. Superman es una pieza clave en Doomsday Clock pero aun no sabemos como, y parece que habría una relación con Dr. Manhattan bastante importante.

Ahora, recordemos la despedida de Kal-El y su padre, Jor-El alias "Mr. Oz".

Al menos se lo lleva en lugar de matarlo

Lo bueno del número

  • El uso de la simbología y talismanes por parte de Johns, evocando el espíritu original de la obra de Moore. Detalles como usar los relojes como el denominador de tensión a la amenaza nuclear como bien pasaba en Watchmen, con el Doomsday Clock llegando a medianoche e indicando el inminente armagedón nuclear.
  • La forma de plantearnos el contexto cosmológico por medio de comentarios políticos y notas de diarios o similes como información adicional. "Tómalo o déjalo", pero amplia el alcance de la trama dentro de su universo de forma increíble, pese a todavía ni siquiera haberse tocado el tema.
  • El básico pero funcional paralelismo entre Ozymandias/Luthor y Rorschach/Batman, cualquiera diría que son básicamente equivalentes en sus respectivos universos. Bruce haciendo el test de Rorschach (y mintiendo para mantener su fachada de playboy millonario frívolo), evocando al buen Walter Kovacs (que ocultaba toda la violencia que veía mintiendo con lo que vería cualquiera), me pareció genial.
  • La forma de seguir generando dudas y cosechando misterios que vienen siendo plantados desde hace rato a lo largo de los títulos de DC.
  • ¿Dónde está el Dr. Manhattan? Veidt menciona que quizás sea su segunda chance de tratar de salvar al mundo, y quizás esté escondido como un metahumano. Quizás, un superhéroe. Sea o no para generar expectativa, sería una idea interesante.
  • La situación del Universo DC, siendo similar al universo de Watchmen.
  • Veidt mencionando que ambos universos son similares, pero que en el que están visitando, hay muchos metahumanos y varios de ellos son personajes ficticios en su universo. Esto es un lindo guiño a "Under the Hood" el libro que escribió Hollis Mason (el primer Nite Owl), donde menciona personajes ficticios como Superman, justamente desde su condición de ficticios.
  • El ya mencionado excelente arte de Gary Frank, pocos artistas se me ocurren que puedan estar a la talla de semejante proyecto.
  • Esos pequeños guiños como hacer hincapié en el perfume Nostalgia, detalle que ya se había usado en un tatuaje en la muñeca de una colaboradora de Mr. Oz y en esa cover del Joker maquillándose con dicha marca... ¿Será que el ahora libre Mime tendrá alguna interacción con The Clown prince of crime?
  • Mención para Rex Mason (Metamorpho) y Kirk Langstrom (Man-Bat) que presentan un nuevo origen y se los vincula con la Supermen Theory, aparentemente respaldado con testimonios y pruebas. Veidt y Mason comparten relación con el antiguo Egipto, aunque capaz ya es pensar demasiado.

Lo malo del número

  • ¿Buscar la colaboración de Marionette y Mime porque Jon les perdonó la vida? Flojo, el hombre más inteligente del mundo sabría que fue porque notó que ella estaba embarazada. Y si lo notó, me parece más que pobre la excusa que encontró para apelar a su humanidad.
  • Cuando leí Watchmen, la tecnología que usaba Veidt al final para "interferir" con los poderes del Dr. parecía una suerte de cumbre de la ciencia, ligada a la "lógica" de nuestro mundo, casi sin llegar a niveles exagerados de ficción. Pero ahora, al descubrir que Jon liberaba electrones (y por eso su apariencia), y deja un rastro... Veidt pega un salto más en sus niveles de inteligencia, como para armar un vehículo que pueda rastrearlo, viajando entre universos, usando el concepto del Quantum Tunnelling (concepto por demás interesante pero mejor googléenlo, porque explicarlo es un lío y probablemente compañero Bob prefiera hacerlo en otra nota). Si podía llegar a hacer esto, ¿no parece hasta estúpido todo lo que hizo en Watchmen? Es como un Superman intentando evitar que caiga un meteorito rezándole a Dios, en lugar de frenarlo con las manos. Aunque capaz estoy siendo quisquilloso.
  • ​Resulta que si caés en otro universo, usando google 5 minutos podés saber quiénes son los 2 tipos más inteligentes del planeta, pese a que uno lo ocultara durante toda su vida porque se disfraza para combatir el crimen. No, ni Ray Palmer ni Mr. Terrific... hablamos de Batman.
  • ¿Tan fácil era descubrir la entrada a la Bat Cave?
Solo un demente como Rorschach se animaría a hacer algo así

Veredicto

Con un ritmo lento, una página dividida en grilla de 9 como lo hicieron Moore y Gibbons (excepto quizás en 2 o 3 páginas), un Gary Frank que no escatima en derrochar su talento (y no es para menos, estás haciendo la continuación del comic más aclamado de la historia), y un Johns que intenta ser lo más cuidadoso posible pero a su vez original en su historia... Doomsday Clock #2 es un número adecuado, con sus pequeñas fallas pero igualmente genial, que denota un planeamiento desde hace ya mucho tiempo, que cosecha lo que se sembró durante ya bastante tiempo, con un trabajo metódico y bien planeado.

Dejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.