Comics

El Último Recurso, de Lubrio y Kundo Krunch

Reseña de "El Último Recurso" de Libera La Bestia

El Ultimo Recurso

Hace un año atrás, Libera La Bestia lanzaba “El Último Recurso”, en ocasión de la Crack Bang Boom 2019, una publicación que -junto a “Trespasser” y “Boo”- representa la primera apuesta editorial por fuera del universo de “Manta”, esa ambiciosa obra de la dupla Jonathan "Joni" Crenovich / Martín Mazzeo, que al día de hoy ya lleva cinco títulos editados.

¡Y vaya que han tenido buen ojo! “El Último Recurso” es una grata sorpresa, a partir de una premisa que (podríamos suponer) hartamente transitada por otros autores, se esconde una aventura perfecta, llena de situaciones frescas y a la vez jodidas, en una apuesta fuerte capaz de sorprender hasta al lector más exigente.

Cementerio de Animales

Funeraria
La funeraria donde inicia el relato.

La promoción dice “Cuando las cosas se ponen feas, los feos salen a salvar el mundo. Desagradables, descartables…necesarios. No son héroes, son el último recurso”.
Algo de eso hay: Lars Korbenfeld (“cementerio” en hebreo) es el dueño de una funeraria, con particulares habilidades mortuorias y afín a prácticas de dudoso gusto. Ethel y Gogó Méndez son dos hermanas muy unidas (en el más amplio sentido de la palabra), con inmensos poderes. Máximo Brasca es solo un pibe, que apoyado por una escatólogica habilidad funciona como la “fuerza bruta” del equipo. Y la Agente Prisca es una carismática súper-agente que aunque sufre de una extraña afección, es capaz de derrotar a cualquier enemigo, además de tener una boca que rivaliza con Balrog, el demonio puteador enemigo del Cazita. Todos integraban una fuerza de tareas denominada “El Último Recurso”, que al momento de iniciar el comic se encuentra desbandada, a raíz de una misión fallida.
Pero cuando una extraña entidad cósmica secuestra un micro lleno de niños, Prisca recluta nuevamente a todo el equipo, sacándolos de sus mundanas y rutinarias vidas, para hacer frente una amenaza que solo ellos podrán combatir.
La acción se dispara rápidamente, en una ciudad que tranquilamente podría ser Buenos Aires, o quizás no, pero no es importante. El equipo debe explorar y explorar sus habilidades hasta llegar a un final, digamos, no tradicional. La trama incluye viajes en el tiempo, comiquerías, infanticidio, aberraciones varias, mutilaciones, un enemigo de un nivel muy jodido, sexo, acción a raudales y mucha, pero mucha mala leche.

Prisca
La Agente Prisca es letal hasta con las pizzas.

El guion es de Luis Roldán, más conocido como Lubrio, autor de títulos orientados a los más pequeños, como Zoila Zombie y Lucy Niestra. Pero este no es su registro habitual, el resultado final no hubiera sido posible sin el aporte gráfico de Kundo Krunch, un autor oriundo de Mar del Plata, del que no conocía casi nada, pero que en menos de un año se despachó con dos trabajos magistrales (este y “La Extraña Desaparición De Barnabás Jones”). Sus trazos sucios y grotescos cuajan perfectamente con el relato.
Como rareza, el final del libro regala unos bocetos, que muestran cómo se hubieran visto los personajes si los dibujaba el mismo Roldán, demostrando lo acertado de la decisión. 

Quizás algún avezado lector encuentre similitudes con series como “El Escuadrón Suicida”, “La Patrulla Condenada” y hasta alguna formación de los “X-Men”, pero lo cierto es que Lubrio y Krunch van mucho más allá de todas estos títulos, elevando la apuesta y demostrando el gran potencial de los personajes y su propuesta.

No me termino de decidir cuál aspecto es el mejor: las caracterizaciones están muy trabajadas, la dinámica de equipo se siente genuina, hay química instantánea entre algunos personajes, lo que te obliga a querer saber más, para conocer cómo llegaron hasta ahí, que los motiva, etc. Y por otro lado están los diálogos: realmente son maravillosos, algunas escenas me hicieron reír fuerte, algo que a priori no esperaba de un título que inicia con un acto de necrofilia.

Siam
Las hermanas Méndez trabajan con niños.

Además de este primer volumen, en cuestión de semanas saldrá el especial “El Último Recurso: Un Cuento De Navidad”, con una nueva aventura de este extraordinario grupo de freaks, una muestra más del gran momento que está transitando la historieta argentina.

No lo dejes pasar, si aún no lo hiciste, acompañá a Luis, Kundo, Martín y Joni, en este hermoso colectivo bizarro que representa “El Último Recurso”, te aseguro que no te vas a arrepentir.

También podés leer:

Etiquetas
Escrito por:
Bob Blondieness
Nerd profesional. Su objetivo es lograr la alquimia perfecta entre la carne asada y el buen vino.
Bob Blondieness
Si te gustó, Compartilo!
Dejá tus Comentarios
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.