Comics

El Universo Marvel de Jonathan Hickman, parte 24: Ultimate Comics

Un pequeño desvio por el Universo-1610

El Universo Marvel de Jonathan Hickman, parte 24: Ultimate Comics

Había una vez un universo en el cual las historietas de superhéroes ya no vendían como supieron hacerlo. Fue entonces que en Marvel, una de las empresas más grandes del rubro de dicho universo, nuestro universo, se comenzó a elucubrar un audaz plan editorial para recuperar algo de la vitalidad y, porque no, de los dólares perdidos. Bill Jemas, flamante publisher de la editorial que apenas un par de años atrás se había declarado en bancarrota, nombra editor en jefe a Joe Quesada, quien venía de parabienes por la buena respuesta a su línea Marvel Knights, y juntos delinean lo que se convertiría en Ultimate Marvel.

La premisa de Ultimate Marvel era sencilla: volver a contar las historias que habían revolucionado al medio en los años sesenta, pero hacerlo con una ambientación y estilo narrativo aggionardos. Libres del peso de décadas de continuidad, estas aventuras invitarían a jóvenes lectores que conocían a los personajes por las películas de Sam Raimi y Bryan Singer a introducirse de lleno en el universo compartido, ahora sin miedo a perderse por no haber leído revistas que salieron cuando todavía no habían nacido. El jump-in point definitivo, el punto de entrada a un nuevo viejo mundo.

Ultimate Spider-Man de Bendis y Bagley, el (re)inicio de todo
Ultimate Spider-Man de Bendis y Bagley, el (re)inicio de todo

El puntapié inicial lo dio Ultimate Spider-Man de Brian Michael Bendis, entonces un escritor indie bastante ignoto, y Mark Bagley durante la segunda mitad del 2000. Al año siguiente se sumaron los Ultimate X-Men de Mark Millar, quien luego fue encargado de reimaginar a los Avengers en la forma de sus controversiales Ultimates. Todo con gran éxito comercial. Los memoriosos (y los veteranos) recordaran que algo de todo esto llegó entonces de la mano de Comics Conosur, otro mas de los emprendimientos del controversial Pablo Muñoz, quien usufructuó la licencia de Marvel para Argentina y a región entre 2003 y 2005.

Hickman entró en escena una década después, cuando el universo Ultimate ya se encontraba maduro y, como veremos en futuras entregas, en estado terminal. Porque Juanito es así, si no puede concebir un mundo nuevo, te destruye el viejo.

Para entonces, la iniciativa ya había reincidido en los viejos vicios del genero superheroico. Tras el evento Ultimatum (crossover con tie-ins y toda la bola), en el cual un Magneto de lutado intentar destruir el mundo, la linea fue relanzada dos veces en rápida sucesión: primero, con el statu quo Ultimate Comics, que duró tan solo un par de años para concluir con la muerte del Peter Parker del Universo-1610, y luego con Ultimate Comics: Reborn, que duró un poco mas, yendo desde la introducción de Miles Morales hasta el evento Cataclismo.

Ultimate Comics Thor

(Incluye Ultimate Thor #1 a #4, con fecha de tapa entre diciembre de 2010 y abril de 2011)

Ultimate Comics: Thor
Ultimate Comics: Thor

Lo primero que escribe Hickman aquí es Ultimate Thor, publicada en paralelo a su labor en Secret Warriors y Fantastic Four. Ubicada cronológicamente poco antes de la muerte de Spider-Man, la modesta mini de cuatro números viene a desarrollar la historia pasada de Odinson en el 1610, así como servir de anticipo del desenlace de los Ultimates de Millar, quien se despediría de la serie poco tiempo después.

No hay mucho que destacar aquí a nivel historia, y en el arte tampoco, especialmente porque el colorista Edgar Delgado no le hace grandes favores al arte de Carlos Pacheco. Redondearon el equipo los entintadores Dexter Vines, Jeff Huet y Jason Paz, también de performance dispar, y el letrista Clayton Cowles.

Ultimate Comics Fallout (2011)

(Incluye Ultimate Fallout #1 a #6, con fecha de tapa entre septiembre y octubre de 2011)

Ultimate Comics: Fallout
Ultimate Comics: Fallout

El rol de Juanito es mas preeminente en Fallout, serie semanal de seis números que hace las veces de puente entre Ultimate Comics y Ultimate Comics: Reborn. Escrita a seis manos, la mini panorámica toma el funeral de Peter Parker como punto de partida para volver a presentar al elenco del Universo-1610 y reintroducir datos clave para entender lo que sigue. Hickman se ocupa de las paginas dedicadas a los héroes que compondrían sus Ultimates, Nick Spencer hace lo propio con los X-Men, mientras que Bendis epiloga la saga de su Ultimate Spider-Man. De hecho, como evidencia la portada el TPB, este se presenta básicamente como un libro del arácnido, de seguro intentado capitalizar el marketing en torno a su deceso.

Las diferentes entradas de Juanito en el volumen son disparejas, casi tanto como el nivel de los artistas que lo acompañan. El piso lo ponen Billy Tan y Guru eFx con su fulero Nick Fury, mientras que lo mejor probablemente sea lo de Mitch y Bettie Breitweiser con su mucho mas lograda versión del espía entre espías.

Acá hay cosas que vuelven a aparecer pero no tendrán gran consecuencia, como el conflicto de Tony Stark con una cábala de ricachones. Otros elementos introducidos se reservan una potencia simbólico que sugiere desarrollos a venir, como la reincidencia de Yggdrasil, el árbol del mundo de la mitología escandinava. Pero, sin lugar a dudas, el destacado es la introducción de un antagonista cuya presencia reverberará en todo lo que queda de Universo Marvel de Jonathan Hickman: The Maker (o El Creador en la traducción de Ovni).

Nada más peligroso que un Reed Richards despechado
Nada más peligroso que un Reed Richards despechado

El Reed Richards del 1610 ya había sido convertido en villano por Bendis en la maxiserie Ultimate Comics: Doomsday, pudiendo leerse allí como el líder de los Cuatro Fantásticos pierde la chaveta y se enfrenta contra quienes supieron ser sus colegas y familia. El saldo de la batalla fue un Mr. Fantastic roto, desfigurado por las llamas de Johnny Storm y flotando a la deriva en la Zona Negativa.

Es en este punto donde Hickman, Salvador Larroca y Frank D’Armata retoman su historia. A lo largo ocho paginas de pocos paneles, pero muy gráficas y expresivas, vemos a un Reed que tiene mucho que ver con aquellos otros que el guionista estaba escribiendo para el 616 al mismo tiempo (hasta se promete a si mismo “resolverlo todo”) transformarse en el Creador e iniciar el experimento de su Ciudad y los Niños del Mañana, una suerte de Future Foundation distorsionada y malintencionada. Todos elementos que serán claves en Ultimates y mas allá.

De hecho, que a Juanito estas ideas le son muy caras quedo evidenciado en que durante su mandato como Head-of-X le dio un lugar central a los Children of the Vault / Niños de la Bóveda, una versión muy similar del mismo concepto que ya había introducida por Mike Carey en los títulos mutantes allá por 2006. Hasta el Charles Xavier de Krakoa tiene un evidente (e inquietante) similitud con este Creador que oculta su rostro debajo de un casco.

Ultimate Comics Ultimates

(Incluye Ultimate Comics Ultimates #1 a #12, con fecha de tapa entre octubre de 2011 y agosto de 2012)

Ultimate Comics: Ultimates
Ultimate Comics: Ultimates

Ahora sí, el plato fuerte. Ultimates arranca arrojándonos en un conflicto cocinado en Fallout: el choque entre la refundada Asgard y Excalibur, con Tony intentando desactivar una crisis de misiles en ningún otro lugar que la costa de Montevideo. Pero entonces irrumpe en escena la Ciudad y sus Niños del Mañana y ¡boom! Especialmente las primeras cien páginas del libro, que comprenden el arco “The Republic is Burning”, son una dosis pura y sin diluir de Hickman. Múltiples vectores de desarrollo narrativo, incluyendo varios conceptos de ciencia ficción dura, colisionando en una batalla épica.

En este último apartado ayuda mucho el arte de Esad Ribić, aquí coloreado por Dean White. Ese sabor europeo de los dibujos del croata, que evoca a Mobius, Enki Bilal y nuestro propio Juan Giménez, calza a la perfección para este encuentro de puños y dientes entre dioses escandinavos, superhéroes y una ciudad tecnocrática futurista. Si, no faltan esas características “caras de sorpresa” que son marca registrada de Ribić, pero acá se las perdonamos. De hecho, la potencia de esta dupla no debe haber pasado desapercibida, ya que se volverían a reunirse para cerrar la saga toda en Secret Wars.

Ultimate Comics Hawkeye

(Incluye Ultimate Comics Hawkeye #1 a #4, con fecha de tapa entre octubre de 2011 y enero de 2012)

Ultimate Comics: Hawkeye
Ultimate Comics: Hawkeye

Entre el segundo y tercer numero de Ultimates se insertan los cuatro de Ultimate Comics: Hawkeye, donde Hickman aprovecha la mini para introducir y desarrollar la historia de las urbes gemelas de Tian, la otra de las dos Ciudades en el corazón del conflicto de su titulo principal. La serie en si no es gran cosa, y podría entenderse basicamente como un spin-off.

Si Hawkeye no me cierra es, en parte, porque acá el guionista busca emular el tono jingoista alla Michael Bay tardio y algo pendenciero que distinguió al trabajo de Millar en la linea, ofreciendo ademas oportunidad de poner malos asiáticos comunistas muajaja. En parte, también porque esa funcionalidad dentro del esquema mayor, concentrada hacia las ultimas treinta paginas, esta diluida entre otras subtramas que solo vienen a inflar la historia y justificar la existencia de un TPB. No ayuda tampoco que no me termina de convencer el arte de Rafa Sandoval, Jordi Tarragona y Brad Anderson.

Lo que si hay, de nuevo, son repetición de temas y conceptos que ya son obsesión de Juanito. De nuevo las ciudades como un elemento recurrente, materialización de la pretendida mirada sociológica de Hickman. En este este caso, una ciudad de mutantes que se rebelan contra sus creadores para establecer una nación superior e independiente, una utopía flotante que toma la forma de un binomio complementario, siendo una de las mitades dedicada a la paz y la otra a la guerra ¿A que les suena eso?

Aquí Ribic canaliza a los grandes maestros de la historieta de ciencia ficción europea
Aquí Ribíc canaliza a los grandes maestros de la historieta de ciencia ficción europea

Pero volvamos a Ultimates. Tras dos números de respiro, en los cuales los héroes se reagrupan y Brandon Peterson hace una loable labor como acompañante de Ribić, la acción vuelve a subir dos cambios en el segundo libro del run. Nuevas aristas del conflicto se abren, con Fury y Barton viajando a Tian para reclutarlos en la lucha contra el Hacedor, y los gobiernos del mundo decidiendo soltarle la mano al espía.

Todo parece indicar que no hay techo a la imaginación y espectáculo de los Ultimates de Hickman (aunque un par de cositas recuerdan bastante a Animatrix). En un momento, Hulk salta desde un satélite en órbita hacia la Ciudad como una verdadera arma de destrucción masiva ¿Cómo puede ser que en quince años de Universo Cinemático Marvel ninguna película nos haya regalado esa postal alucinante?

Pero, entonces, la cosa se desinfla. A partir del #10, el desenlace del arco “Two Cities, Two Worlds” queda en manos del guionista entrante Sam Humphries, quien raudamente le pone un moño a la historia a partir de notas que dejó Juanito. A la vez, va sembrando las semillas de su propia historia: el evento Divided we fall United we stand. Que la transición no fue ordenada es delatado por la larga nómina de artistas que intervinieron en producir esas páginas: Luke Ross, Butch Guice, Leonard Kirk, Patrick Zircher, Matthew Wilson, Matt Milla y Jesus Aburtov. Humphries se quedaría exactamente un año en el título, hasta el #24, siendo luego reemplazado por Joshua Hale Fialkov, quien se va en aun menos tiempo, llegando a escribir el #30 y los tres tie-ins de Cataclismo.

Nota para el lector argentino: este breve run es la única de todas las series aquí mencionadas que fue editada en su momento por Ovni Press. Puede encontrarse con un poco de maña en las mesas de saldo habituales, dividido en tres TPB titulados Ultimate Comics: Los Ultimates.

La sensación tras la lectura no puede ser otra que de decepción, de potencial no realizado. Como subirse a una montaña rusa que no para de subir, de acelerar y, cuando llega el momento del rulo, baja la velocidad y termina a paso de hombre. Por suerte, Juanito siempre da revancha. Como vengo adelantando a lo largo de esta nota, muchos elementos que quedaron en el tintero entrarán en juego antes que la cortina baje por ultima vez.  Pero antes de eso, el tiempo se tiene que acabar.

Nos leemos la próxima entrega, en la que comienza el tiron final hacia la conclusión del Universo Marvel de Jonathan Hickman.

Etiquetas
Escrito por:
Diego Labra

Diego Labra
Si te gustó, Compartilo!
Dejá tus Comentarios
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.