Steven Universe comics
Comics

Los cómics de Steven Universe

Las aventuras de las Crystal Gems en historietas

Por: Matias Mir - 18 Abr 2020 Se lee en: 14 mins

Cuando hablamos de Steven Universe, obviamente nos referimos a la serie de animación con múltiples galardones que fue transmitida en Cartoon Network entre 2013 y 2019 y a la que le siguieron una película y una temporada epílogo (“Steven Universe Future”). Pero como en Ouroboros hacemos hincapié en historietas, este artículo es sobre los cómics derivados de la franquicia animada. Principalmente respecto a cómo funciona su relación con la serie principal, a qué público se dirigen, cómo interactúan con el canon y cómo evolucionaron en sus distintos formatos y etapas.

Un detalle interesante es la temprana relación entre Steven Universe y los cómics. La creadora del programa, Rebecca Sugar, además de ser animadora, compositora, productora y directora, también es historietista. Su trabajo más importante fue la serie Pug Davis, una aventura de ciencia ficción con un perro de protagonista, recientemente reeditada por Albatross Funnybooks; pero también hizo tiras para su periódico escolar, la inédita “Margo in Bed” y una trágica historia corta titulada “Don’t cry for me, I’m already dead” sobre dos hermanos que se comunican a través de frases de Los Simpsons.

Don't Cry for me, I'm already dead
Viñeta de "Don't Cry for me, I'm already dead".

Por supuesto, nada tienen que ver esas historietas ni con Steven Universe ni con los cómics derivados de la serie. En 2014, Boom! Studios, una de las editoriales orientadas a la historieta infantil y juvenil más importantes y licenciataria de Cartoon Network, comenzó a publicar sus propias historietas de un joven Steven Universe que recién iba por su episodio 19. Para contextualizar, la serie apenas había explicado las bases de su trama, la idea de Rose dejando su forma física para que exista Steven, y había presentado a los personajes de Beach City, a Connie y a Lion. Todavía no se enfrentaban a nada más que a “monstruos gema” y no se sabía nada de otras gemas (faltaban seis episodios para que apareciera Lapis Lazuli). Con esas pocas herramientas, los elementos con los cuales hacer historias paralelas en historieta eran bastante limitados. Veamos cómo eran esos primeros acercamientos de Steven y las Crystal Gems al cómic.

Steven Universe (2014-2015)

Esta primera serie, como ya adelantamos, es una versión bastante primitiva de lo que puede hacerse en historieta con el universo de Steven Universe. Sin mucho canon con el que jugar además de lo básico de la serie animada, se resume en historias unitarias de las Crystal Gems luchando contra un “monstruo de la semana”. Con guiones de Jeremy Sorese y arte de Coleman Engle, es una historieta que prácticamente puede leerse sin conocer la serie, ya que no se separa de sus conceptos básicos y no requiere mucha presentación de personajes o conceptos.

Steven Universe (2014) #1
Steven Universe (2014) #1.

Tanto en el guion como en el arte se nota que es un cómic apuntado a los lectores más chicos de la casa. Las aventuras son contenidas, los diálogos son simples y toda la narrativa y el arte están puestos en función a llamar la atención del ojo, con locas distribuciones de los paneles, colores brillantes y los textos integrados en el dibujo. No busca parecerse a lo que sale en la televisión sino darle su propia impronta a los personajes y a su mundo.

Esta primera serie fue, además, una antología. Luego de la historia principal se incluían siempre dos o tres contenidos extra, ya fueran historias cortas de staff rotativo o ilustraciones comisionadas especialmente para la revista. En ese contenido alternativo probablemente se encontraba lo mejor de estos cómics y era la diversidad de miradas artísticas profesionales sobre Steven Universe. Una de las mejores secciones de estos “back-ups” era la de Grace Kraft, en la que hacía foco en pequeñas situaciones de la vida diaria de los personajes y los ponía a interactuar en escenas hermosamente ilustradas.

Steven Universe (2014) #6
Steven Universe (2014) #6.

Dado que Steven Universe es una serie en la que constantemente van revelándose misterios que afectan a los personajes no solo a futuro sino retroactivamente a historias anteriores, debió haber sido bastante complicado escribir guiones para cómics que se mantuvieran con el paso del tiempo. Esta etapa, que duró ocho issues entre 2014 y 2015, es algo bizarra de leer luego de más de cien episodios de expansión del canon original. Por ejemplo, el #3, en el que Steven dice que todavía no es muy bueno tocando música, aunque en la intro extendida proyectada en la San Diego ComicCon de 2015 se revelara que desde los cinco/seis años ya había compuesto una canción (¡la propia intro de la serie!), o la interesante saga de los issues #5-6, en donde dicen que en Beach City no hay biblioteca (aunque más tarde en la serie se muestre que sí, en “Buddy’s Book”), Perla se enferma con mocos y todo (lo cual simplemente no es posible para su cuerpo/proyección de la luz) y hasta entran a la “perla” de Perla (y no es ni de casualidad parecida a cómo se muestra en el importantísimo A Single Pale Rose”).

Esto lleva a la cuestión de si la no-canonicidad de los hechos en el cómic afecta a la experiencia. Más allá de descolocar un poco cuando la historia no concuerda con los conceptos de la serie, no mucho, y menos para los lectores pretendidos para estas historietas, no precisamente tipos de más de veinte buscándole el pelo al huevo a historietas basadas en dibujos animados. Y ya lo dijo Peridot en Steven Universe: Harmony #3: “los cómics derivados de la serie no son canónicos”.

Steven Universe: Harmony #3
Steven Universe: Harmony #3.

Steven Universe & the Crystal Gems (2016)

Esta es técnicamente una miniserie, pero funciona como puente entre las dos series regulares. Si es la serie de 2014 se contaban historias unitarias de poco vuelo argumental pero gran alcance visual, en “SU&TCG” comienza a experimentarse cómo es hacer una saga un poco más larga y jugada dentro del universo de la serie.

Con guiones de Josceline Fenton y arte de Chrystin Garland, los cuatro capítulos de esta miniserie cuentan la historia de cómo un campamento de Steven y las gemas deriva en una lucha contra el “fantasma de vidrio”, una supuesta gema fantasma que resulta ser real. En concepto es parecido al episodio “Horror Club”, donde Steven y sus amigos son acosados por un fantasma en el faro de Beach City, pero el enfoque de este cómic está puesto en la relación de Amatista con el resto de las Crystal Gems (includa Rose, en un flashback) y en salvar a todo Beach City de convertirse en vidrio.

Steven Universe & The Crystal Gems #4
Steven Universe & The Crystal Gems #4.

A pesar de algunos baches (como errores en los nombres de los personajes o en el coloreado) es una aventura más parecida a lo que se ve en televisión que la serie anterior, y conserva el espíritu de esa primera temporada donde el conflicto principal cada día era la aparición de un misterioso “monstruo-gema” que había que derrotar. Y, además, es el único cómic de Steven Universe publicado en Argentina, de la mano de Ovni Press y con el título de “Steven Universe y las Gemas de Cristal”.

Steven Universe (2017-2020)

Ahora sí, después de varios intentos y propuestas, finalmente a principios de 2017 se lanzó una serie regular de Steven Universe, con entregas mensuales y una estética concreta. No solo eran necesarios los primeros pasos en la aproximación al universo de la serie animada, sino que también esta debía avanzar, evolucionar y plantear los conceptos suficientes como para dejar un espacio con el que “jugar” en los cómics. Para cuando arranca este nuevo volumen, la serie animada va por su cuarta temporada, específicamente por el episodio 118, un lugar muchísimo más cómodo en lo que respecta a personajes y conceptos introducidos, además de la evolución de los protagonistas a medida que se van revelando algunos misterios de la serie.

Como para explicitar esto, el primer issue abre con una escena de Lapis y Peridot viviendo en el granero, algo completamente impensado en el volumen del 2014 (principalmente porque todavía no se habían presentado a esos personajes). Aunque los equipos creativos son rotativos, la estética general de la serie se mantiene en verse lo más parecida posible a la del dibujo animado, aunque dejando cierta libertad para que algunos dibujantes se luzcan. Respecto a los guiones, se consolida la intención de mostrar historias que sucedan entre las de la tele, con más o menos anclaje canónico, en una declaración de intenciones interesante respecto a “cómo debería ser un cómic de Steven Universe”.

Steven Universe: Fusion Frenzy
Steven Universe: Fusion Frenzy.

Algo que ya se había visto esporádicamente en el primer volumen pero que se consolida en este y también en uno de los one-shots (que vamos a explorar más abajo) es el aspecto didáctico de estos cómics, que nunca dejan de ser para todo público. Es así como tenemos capítulos como el #1, donde Steven aprende qué hacer en caso de encontrar un polluelo caído del nido, el #23, donde con Garnet investigan cómo cuidar a un gato cuando es bebé, o el #32, capítulo casi por completo dedicado a explicar una receta de sopa. Se busca un equilibrio entre el contenido apuntado a los más chicos e historias que puedan apelar a lectores de todas las edades con resultados favorables.
Más allá de los cambios estéticos o argumentales, probablemente la evolución más significativa en este volumen es que se vuelve prácticamente imposible de leer si uno no ve la serie relativamente al día. Cosas que pasan en la televisión afectan al cómic y no se toman jamás la molestia de contextualizarlo (¿y por qué deberían? A esta altura la serie tenía regularmente más de mil millones de televidentes en cada estreno. Quienes compran el cómic saben exactamente qué están comprando). Para mencionar ejemplos, en el capítulo #17 Peridot ya está viviendo en el baño de Steven (posterior a los hechos de “Raising the Barn”), o en el #22 Steven está frustrado y le irrita todo lo que le recuerde a Rose (y con razón, ya que el issue fue publicado apenas antes de que se transmitiera “Diamond Days”, la saga final de la serie).

Un caso que vale la pena mencionar aparte respecto a cómo el cómic es afectado por la serie es toda la saga “Our fearful trip” (#25-28), en la que se cuenta una aventura de Lars y las Off-colors en el espacio. En esta interesantísima historia, con guiones de Terry Blas y gran arte de Gabriele Bagnoli, Stevonnie ayuda a la tripulación del Sun Incinerator a escapar de una nébula de gases que los introducen en estados hipnóticos donde experimentan sus peores pesadillas. Toda esa saga, junto con un capítulo extra (el #34) funcionan como excelentes historias para todos los fanáticos que se quedaron con ganas de más aventuras de todo ese extraño homenaje a Captain Harlock que se había planteado en la serie principal.

Steven Universe (2017) #27
Steven Universe (2017) #27

Pero también el cómic (¿tal vez sin planearlo?) termina por contar algunas historias que rellenan huecos en la trama de la serie original. En el #9, por ejemplo, vemos por primera vez el acercamiento de Lapis a la pintura (y específicamente a pintar utilizando sus poderes de agua), algo que se mencionó recién en el final de la serie (aunque algunos fans insisten que se había planteado indirectamente en las letras de sus dos canciones en la serie, constantemente mencionando conceptos relacionados al color) y en el #19 se muestra todo un flashback en el que vemos cómo se construyó la casa en el templo y la mudanza de Steven con las gemas.

Todo el volumen es bastante interesante y bastante imperdible para quienes se hayan quedado con ganas de más historias de los personajes después del final de “Future”, pero hay un par de capítulos que particularmente destacan en su forma de tratar los conceptos de la serie. El primero es el #2, en el que Kiki invita a Stevonnie a un baile de graduación y comienza a interesarse románticamente por la fusión, planteando así una difícil situación para Steven y Connie. Está bien llevado y la moraleja es bastante más profunda de lo que podría haber sido. Otro gran capítulo es el #24, con guiones de la ya mencionada Grace Kraft y arte de Rii Abrego, en el que Perla le cuenta a Steven una romántica historia de ella y Rose, y luego Steven busca recrearla. Lo esencial de este capítulo es el arte, donde Rii Abrego (que venía haciendo casi todos los números de la serie) despliega un enorme talento recreando a los personajes y esta pequeña pero emotiva historia antes de dejarle el puesto al siguiente equipo creativo.

Steven Universe: Greg Universe Special
Steven Universe: Greg Universe Special.

Desgraciadamente, a pesar de consolidar su estilo, este volumen de Steven pierde algo esencial y es el carácter antológico que tenía originalmente. Había una diversidad en el arte y las perspectivas que se pierden en la serie regular, pero por suerte reflotan en otros ámbitos, como los one-shots, miniseries y novelas gráficas originales de las que hablaremos a continuación.

Steven Universe: Harmony (2018)

En esta miniserie se pretende rescatar un elemento clásico de la serie de televisión completamente relegado en los cómics: ¡la música! Si algo separó a Steven Universe de otras series animadas contemporáneas fue la importancia que le dio a las canciones y a la música como elemento con capacidad de hacer avanzar la historia. Por obvias razones, este aspecto fue dejado de lado en las historietas, pero el guionista, compositor y cantante S. M. Vidaurri tomó la posta y escribió esta miniserie que no solo tiene como cuatro canciones, sino que la música y, por supuesto, la armonía, se vuelven parte intrínseca de la trama. Tal vez habría sido interesante que se subieran a Youtube las canciones, como para complementar al cómic.

Steven Universe: harmony #4
Steven Universe: Harmony #4.

Harmony es probablemente lo más cercano a una aventura “moderna” de Steven, una historia en la que se cruzan personajes de Homeworld, una gema rosada con forma de corazón que sorpresivamente NO es Spinel, varios números musicales y una muy buena coordinación para que todas las gemas (y sus fusiones) tengan momento para brillar, ¡además de un fantástico clímax en el que batallan Sugilite y un Kaiju gema gigante! Más no se le puede pedir a un cómic de Steven.

En un formato inesperadamente cuadrado, los cinco capítulos de Harmony fueron publicados en 2018 y son uno de los mejores productos derivados de la serie, con un impresionante arte de Mollie Rose dándoles forma. Funciona perfectamente como una historia de transición entre que Lars se queda en el espacio y Steven deja la banda de Sadie. Y, además (y quizás lo más importante) es graciosa. Tiene muchos chistes uno tras otro y funcionan. Es definitivamente la historieta de Steven más divertida de leer.

Los one-shots

A la par de todas las series y miniseries de Steven, Boom! publicó algunos números autoconclusivos que mantienen el espíritu de antología con autores diversos. El primero de ellos fue el “Greg Universe Special” (2015), una extensión de la primera serie y prueba para & the Crystal Gems ya que participan, entre otros, Jeremy Sorece, Grace Kraft y Chrystin Garland. En esta revista, por supuesto, el énfasis está en Greg, el padre de Steven, y en contar historias desde su perspectiva o que lo involucren. Un gran unitario no solo por la diversidad artística sino también por algunos momentos de profundización del personaje y su relación con otros.

Steven Universe: Greg Universe Special
Steven Universe: Greg Universe Special

Un segundo one-shot fue el “2016 Special”, en el que el énfasis está en Lars, Sadie y el Big Donut. No tiene tantas pretensiones como el anterior y es de todas formas un gran muestrario de artistas de historieta infantil. Es destacable una historia corta de Ayme Sotuyo de carácter didáctico en la que Sadie enseña a los lectores cómo hacer donas caseras, con muy lindo arte.

Estas dos revistas fueron recopiladas en un tomo de 2019 titulado Welcome to Beach City”.

Unos años después salió un tercer one-shot, “Fusion Frenzy” (2019), que como su nombre lo indica está enfocado en los personajes de las fusiones. Este debe ser el mejor de los tres números autoconclusivos, tanto en calidad de arte como en diversidad de perspectivas. Y “diversidad” es la palabra clave, ya que en estas historias cortas se explora bastante a las fusiones no solo como personajes sino, como diría Garnet, como una experiencia. Una marcha del orgullo en Beach City en la que Stevonnie y Garnet luchan contra un enemigo que busca separar fusiones “erróneas”, Smoky Quartz intentando explicarle a Vidalia que ya no es Amatista o la historia de cómo Ruby y Safiro consolidaron su identidad como Garnet, estos cómics son un excelente homenaje al compromiso social de la serie de Rebecca Sugar.

Steven Universe: Fusion Frenzy
Steven Universe: Fusion Frenzy.

Además, en el one-shot se cuenta la historia de cómo Garnet obtuvo su “look clásico” y se intenta llegar a una especie de redención del personaje de Sugilite, algo prácticamente imposible de hacer en la serie de televisión debido a los problemas de contratación de Nicky Minaj, la actriz de voz del personaje (y de lo cual la misma serie se burla en el episodio Know Your Fusion”). Es más, Sugilite como personaje aparece más veces en cómics que en televisión.

Las novelas gráficas

Paralelamente a la publicación del cómic en revistas, en sus distintos volúmenes, Boom! también produjo y sigue produciendo varias OGNs, novelas gráficas originales basadas en la serie de TV, en tomos autoconclusivos.

La primera fue Steven Universe: Too Cool for School (2016), con arte de Asia Kendrick-Horton, guiones del ya siempre presente Jeremy Sorese e historia de nada menos que Ian Jones-Quartey, quien además de ser el creador de OK-KO! y pareja de Rebecca Sugar, también es parte del staff de producción de Steven Universe.

El concepto de “Too Cool for School” es básico: Steven acompaña a Connie a la escuela. Por supuesto, nosotros sabemos que Steven nunca pudo ir a clases como un niño normal, por lo que esta historia pretende mostrar un pequeño acercamiento a ese tema. Más allá de la batalla contra la gema corrupta que obviamente acaba por ocurrir, lo más interesante es ver cómo Steven puede, por primera vez, interactuar con una comunidad de otros niños de su edad y a plantearse qué hacen exactamente Greg y las gemas con respecto a su educación. En ese sentido es una historia interesante para comenzar a discutir estos temas que eventualmente acabarían por estallar en el episodio Mr. Universe de Future”. Tal vez el principal problema sea con el arte, que no es precisamente malo, tal vez bastante simple, pero que en medio del clímax de la historia sin ninguna razón tiene un bajón impresionante de una página a otra.

Steven Universe: Anti-Gravity
Páginas de "Steven Universe: Anti-Gravity".

La segunda novela gráfica fue Steven Universe: Anti-Gravity (2017), una historia que por la portada no promete mucho pero resulta en una de las historias más comprometidas con los conceptos de la serie y el canon de todos los cómics derivados. Con guiones de Tayla Perper y arte de Queenie Chan y Jenna Ayoub, cuenta cómo lidian Steven y las Crystal Gems con la aparición de un abandonado satélite de Homeworld que causa alteraciones en la gravedad de la Tierra. Más allá de la aventura espacial y las divertidas interacciones con el personaje de Ronaldo, quizás lo mejor sea que la guionista entiende perfectamente el estado en el que se encuentra Steven en el momento en el que sitúa su historia. Está en ese espacio posterior a enfrentarse a varias amenazas muy jodidas y cuando empieza a cuestionarse su responsabilidad como heredero del legado de Rose Quartz y las acciones sospechosas de la propia Rose.

Steven Universe: Camp Pinning Play
Steven Universe: Camp Pinning Play.

A esa le siguió la olvidable Steven Universe: Ultimate Dough-Down (2018), en la que no se cuenta mucho más que una cómica historia de Steven y las gemas participando de una competencia de comida. La que sí es mucho más interesante es Steven Universe: Camp Pinning Play (2019), de Nicole Mannino y Lisa Sterle, una divertidísima historieta en la que Lapis y Peridot descubren un fanfiction de su serie favorita (¿que al parecer fue escrito por Lars?) y deciden hacer una obra de teatro basado en el mismo. Es una historia muy centrada en la relación entre los dos personajes, grandes favoritos de los fans, y resulta en una historia muy linda.

Otros libros de Steven Universe

Dada la fama que tuvo la serie, por supuesto que salieron muchísimos libros más, aunque no todos de historieta. Hay varias guías visuales de la serie (“Keep Beach City Weird y What in the Universe?”, por ejemplo), libros con las canciones, art-books, algunos zines repartidos en convenciones o privados del staff de la serie y libros álbum infantiles. En estos últimos quería detenerme un momento, ya que son lo más cercano al campo de la narrativa secuencial.

Dos álbumes infantiles fueron publicados, ambos firmados por la propia Rebecca Sugar. El primero es The Answer (2016), un recuento de la historia contada en el episodio homónimo con el origen de Garnet, narrado tanto por Ruby como Safiro. En 2019 le siguió The Tale of Steven”, un interesante experimento que cuenta la verdadera historia de Pink Diamond a través de las perspectivas de Steven, White Diamond y la propia Pink en un interesantísimo formato interactivo que requiere dar vuelta el libro y leerlo en distintas direcciones para entender la historia completa.

Steven Universe (2017) #24
Steven Universe (2017) #24

Algo que no mencioné hasta ahora pero que me parece muy relevante es el detalle de las portadas. A lo largo de todas estas miniseries, series regulares, novelas gráficas y one-shots se comisionaron portadas de una multitud de artistas impresionantes que son testigo de lo amplio que es el espectro estético de la serie para representar escenas icónicas o simplemente hermoso arte de los personajes, y que no solo sirvió como detalle llamativo para competir en las bateas. Un porcentaje muy reducido de estas portadas se encuentra en el primer art-book, pero sería más que interesante una recopilación en papel con todas estas piezas de arte derivado de la serie, para que no queden perdidas en las revistas.

Entonces, la cronología de adaptaciones al cómic de Steven Universe publicadas se resume de la siguiente forma:

  • Steven Universe (2014) #1-8
  • Steven Universe: Greg Universe Special (2015) #1
  • Steven Universe & The Crystal Gems (2016) #1-4
  • Steven Universe: Too Cool for School OGN (2016)
  • Steven Universe 2016 Special #1
  • Steven Universe (2017) #1-36
  • Steven Universe: Anti-Gravity OGN (2017)
  • Steven Universe: Harmony (2018) #1-5
  • Steven Universe: Ultimate Dough-Down OGN (2018)
  • Steven Universe: Fusion Frenzy (2019) #1
  • Steven Universe: Camp Pinning Play OGN (2019)

Y no hay mucho más después de eso. Si bien no fue anunciado, la serie regular de Steven Universe concluyó con su issue #36 (justo para cerrar un noveno tomo recopilatorio) en una historia sobre cómo Steven y Connie vuelven a la biblioteca y encuentran una olvidada gema corrupta que roba libros sobre la historia de las gemas en la Tierra y que sirve como un ligeramente emotivo repaso de todo lo que avanzó la serie. No siguieron saliendo más capítulos desde entonces (febrero 2020) y no hay más en las solicitaciones de Boom!. Lo que sí está programada es la salida de una nueva novela gráfica (“Steven Universe: Crystal Clean”) para mayo de 2020.

Es importante remarcar que los cómics, a pesar de haber seguido siendo publicados después del final de la quinta temporada e incluso durante la salida de la película y los primeros episodios de “Future, nunca tocaron temas posteriores a la saga de Diamond Days ni el enfrentamiento final de Steven contra White Diamond. De hecho, el personaje solo aparece en cómics en una portada variante del #25 de la serie regular de 2017. Y ni hablemos de Spinel o de ver en cómics a los personajes después del time-skip de dos años de la película.

Y ahora que terminó la serie, ¿es posible que veamos nuevos cómics que exploren la franquicia sin problemas de chocarse con el canon? Según Sugar, no. Después de la transmisión del final de “Future” comenzaron a esparcirse rumores de una supuesta continuación gráfica y la propia creadora tuvo que salir a aclarar en Twitter que no había planes de nada parecido. Finalmente, parece que, más allá de alguna novela gráfica al año, no hay planes de seguir expandiendo la historia de Steven, el niño que tuvo que salvar a la galaxia para descubrir que el desafío más grande era ser humano.

Dejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.