Comics

“Power & Glory” de Howard Chaykin

Bravura efímera

“Power & Glory” de Howard Chaykin

Entre febrero y junio de 1994, Howard Chaykin publicó la miniserie Power & Glory en el sello Bravura. “¿Y qué es eso, Profe?” se estarán preguntando mis jóvenes lectores.

Ah... ¿No se lo estaban preguntando? No importa. Se los cuento igual.

De advenedizos a dinosaurios

A principios de los setenta, Howard Chaykin (que por entonces era ayudante de Gil Kane), Walter Simonson, Al Milgrom y Bernie Writhson vivían en el mismo edificio de Queens y, según cuenta el propio Simonson, preparaban pochoclo y se quedaban charlando del arte y de la vida hasta las tres de la mañana. Todos tenían entonces veintipico de años.

En 1978, ya más consolidados en sus carreras, Howard y Walt decidieron ponerse de acuerdo con otros dos dibujantes para alquilar un espacio que les permitiera trabajar más cómodos. Los otros compañeros de estudio fueron Jim Starlin y Val Mayerick (co creador de Howard, el pato). Se llamaron a sí mismos Upstart Associates. En castellano “Advenedizos Asociados”.

Con el tiempo, a medida que alguno se mudaba del barrio, los socios del estudio iban cambiando. Por ejemplo, cuando Starlin se fue al norte del estado, su lugar fue ocupado por Frank Miller.

Increiblemente, en los 90 metros cuadrados de ese atelier se produjeron, por mencionar solo algunos ejemplos, los primeros y mejores años de “American Flagg!”, la etapa de Simonson en “Thor” y la de Miller en “Daredevil”. Pocas veces, cuatro paredes habrán visto tanta magia.

Ahora avancemos en el reloj menos de diez años... pero recordemos que en esos pocos años explotó Image y todo cristo quiso empezar a ser dueño de sus creaciones.

Quienes siguen las notas de este venerable templo del saber, recordarán que hace un tiempo le dedicamos un artículo al sello Legend de Dark Horse.

Completo ahora con dos datos que aquella vez omití: El primer embrión de ese proyecto se iba a llamar Dinosaurs (diferenciándose generacionalmente de los jovenzuelos de Image), y en el grupito primigéneo de artistas que planeaban la movida, además de John Byrne y Frank Miller, estaba Walter Simonson.

¿Qué pasó con este último y por qué se abrió? La versión oficial dice solamente que los creadores no pudieron ponerse de acuerdo respecto a sus objetivos.

El caso es que Dinosaurs murió antes de nacer. Miller y Byrne siguieron adelante y formaron el grupo de Legend mientras que Simonson se juntó con sus viejos amigos Chaykin, Starlin y el maestro Gil Kane; se les unieron varios artistas más jóvenes y, bajo el nombre de Bravura, comenzaron a publicar en Malibu.

Evidentemente, Byrne (que escupía odio contra Image en cada oportunidad que tenía) no hubiera podido llevar sus creaciones a la misma editorial que había generado el fenómeno.

power & glory 1
Gorski en febrero y en diciembre de 1994. Un mal año para su cara.

Como ya vimos, Legend fue uno de los imprints más importantes de los noventa. Bravura, en cambio, duró lo que un suspiro en un canasto. La calidad del material era notable pero el público no acompañó, Gil Kane falleció antes de terminar Edge, otros títulos también quedaron incompletos, siguieron en otras editoriales o alcanzaron apenas a completar la primera miniserie.

Tal es el caso de Power & Glory.

Las locas aventuras de Powell y Gorski

Los protagonistas son dos agentes de campo de la CIA.

Michael Gorski es un John McClane judío. Es experto en todo tipo de armas y lucha cuerpo a cuerpo. Al ser un idealista, extraña los viejos tiempos de la guerra fría en los que hasta los enemigos tenían convicciones y un código de honor. No como los traficantes de drogas con los que tiene que enfrentarse en la actualidad. Siguiendo el camino de los duros, está divorciado pero sigue enamorado de su ex.

Allan Powell, por su parte, es un hombretón rubio y fachero que trabaja en la agencia por cuestiones mucho más pragmáticas. Le gustan los chistes verdes y pagarle a dos mujeres para verlas teniendo sexo sobre un montón de dólares tirados en el piso.

¿A cuál elegirá la agencia para convertir en un superhéroe?

Obviamente al rubio fachero y no al petiso quejoso.

power & glory 2
Powell, en cambio, se transformó en el cap de Liefield

Pero, como siempre, el sabor de la salsa estará dado por los secundarios. Todo un elenco de corruptos amorales que va desde Vaughn Robilliard, presidente de los USA hasta Malcom LeStrange, director de operaciones de la CIA y superior directo de los protagonistas; Avis Catlett, la sensual y manipuladora ex-esposa de Gorski; la diva del pop, Belladonna o la periodista de Empty-V, Vanessa Cheng. Todos capaces de vender a la madre por unos dólares o un punto más de audiencia... que en el fondo es lo mismo.

Pero mi personaje favorito, sin dudas es Jean Paul M'Butu. El tipo es rey de una republiqueta del tercer mundo, uno de los mayores traficantes de droga del planeta y una estrella del rap. Y como si todo eso fuera poco, tiene una relación casi filial con el líder de la CIA porque fue compañero de escuela de su hijo.

Suyo es el reino, el poder y la gloria

Lo primero que hay que aclarar respecto de este título es que se trata de una comedia. Si bien el humor muchas veces está presente en las historias del enfant, en este caso no se trata de un complemento sino del tono principal de la serie que incluso recurre a los estereotipos y lugares comunes de las comedias televisivas norteamericanas (y de todas las comedias desde el barroco): Tenemos la pareja despareja, el lindo que se lleva el crédito por el trabajo del compañero, enredos amorosos, la muerte fingida, el personaje que se hace pasar por otro, y hasta el jefe que llama a los protas a su oficina para cagarlos a pedos o encomendarles la próxima misión.

Hay sátira política, hay crítica a los medios de comunicación y también hay una parodia a los superhéroes.

Dijo el autor en la entrevista que se incluye en el número uno de la serie:

“El tema de este cómic planteado en términos sencillos podría ser: ¿Por qué ser un héroe cuando puedes, simplemente, verte como uno? (…) Power & Glory es una reacción al vacío de contenido de los comics de superhéroes recientes. No hay acción en los cómics contemporáneos, solo poses”

La verdad es que la historia va mucho más allá. Es cierto que se parodian las poses y la hipertrofia muscular de moda en los superhéroes de los noventa. A-Pex, además, todo el tiempo está cambiando de traje y cada vez le agregan más estrellas, pero no creo que el lector que no ubique esas referencias se pierda de mucho más que si no conoce a Madonna (Belladonna) o nunca vio MTV (Empty-V).

La sátira excede al género y se extiende a muchos otros elementos de la cultura y la idiosincrasia yankee.

Parodia y zonas grises

El apartado gráfico es muy irregular y se desinfla bastante por momentos. Es algo que ya había pasado en Black Kiss y que suele achacársele a Chaykin. No obstante, en este caso, el tono paródico nos permite preguntarnos en qué caso ese rostro deforme o ese torax tan enorme que no cabe en la viñeta son un error o una cargada a los artistas de moda de la época.

Tal vez, debido al carácter humorístico de la obra, se nota desde el principio la intención de mantener el dibujo simple y no demasiado detallado, confiando siempre en la labor de dos de sus colaboradores de cabecera: El colorista Richard Ory y el letrista Ken Bruzenak. Y la cosa marchaba bastante bien en el primer número, pero en el segundo, el color lo empieza a hacer digitalmente el estudio 'Bu Tones. Y todos sabemos que hay pocas cosas más feas que el color digital de los noventa.

power & glory 3
Y esta imagen es importante porque... permite ver el.. este coso del... ¡El coloreado! Miren que gran coloreado tiene

Para ser justos, hay que decir que no es, ni por lejos, de los peores coloreados de aquella época. Ory (que sigue ocupándose de colorear las portadas) ya le había conferido un estilo a la serie y, gracias al cielo, el estudio digital trató de mantener una coherencia respecto de ese primer número. No obstante, las viñetas en las que Chaykin apela al trazo grueso, las que tienen una línea más desprolija o un aspecto inacabado, ven esos defectos acentuados por el color. Parece como si, en lugar de integrarse al dibujo, resaltara sus errores.

Eso sí... si la intención, tal como declaró el autor, fue parodiar a Image, incluir coloreado digital era totalmente indispensable.

Conclusiones y la infaltable perlita

Power & Glory cuenta una historia divertida con su situación inicial, conflicto y resolución pero sienta las bases y deja listos los personajes para desarrollar todo un universo ficcional que, lamentablemente, nunca tuvo continuidad.

Encima, la página final de la miniserie nos muestra que LeStrange tiene que abandonar la CIA y pasa a laburar para una corporación privada llamada... ¡PLEX! ¡Con el mismo logo y todo! Eso implica que comparte universo (aunque sería históricamente muy anterior) con American Flagg!

Esta línea se profundiza en el único otro comic que se publicó de este título después de la miniserie original: el Power & Glory Holiday Special de 1994. Allí vemos a la pareja protagónica, los científicos que crearon a A-Pex y el antiguo jefe de todos ellos ya insertos dentro de los planes de PLEX. Aunque, como suele ocurrir con los especiales navideños, no pasa de ser un divertimento que aporta poco a nivel argumental.

La miniserie original fue publicada en español por Norma en 1995 y actualmente debe ser inconseguible. Como muchas otras obras del autor, en inglés fue reeditada recientemente por Dynamite.

Si están pensando en leerla, mi veredicto es: solo para fanáticos de Chaykin!

Etiquetas
Escrito por:
Facundo Vazquez
Guía su vida por el bushido y la frase de Benjamin "Ustedes nunca vieron morir a un burro".

Facundo Vazquez
Si te gustó, Compartilo!
Dejá tus Comentarios
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.