fbpxFor Real | Ouroboros World
Comics

For Real

Las batallas de Jack Kirby

Por: Mariano Cholakian - 20 Ene 2020 Se lee en: 3 mins

Leyendo las Previews

Me encanta leer las Previews. Ese bodoque en el que Diamond nos muestra todo lo que distribuirá en los próximos meses. En las páginas que vienen después de Fantagraphics y antes de las figuras japonesas de chicas semidesnudas me encontré con este material editado por Uncivilized Books, casa editorial fundada en Minneapolis y que actualmente también está publicando el nuevo material de Craig Thompson (Blankets). En este caso, el autor era James Romberger, a quien hasta el momento no conocía pero supe que trabajó para Vertigo junto a Peter Milligan (The Bronx Kill). Fue un pedido inmediato para Poly Ventura.

The Oven
El cómic se divide en dos partes. La primera de ellas es The Oven.

Tres meses después...

Finalmente llegó. La portada acuarelada sobre un cartón ideal para el tipo de coloreado nos muestra a Jacob Kurtzberg (Jack Kirby) peleando alguna batalla de la Segunda Guerra Mundial, en la que sabemos fue scout debido a sus dotes como dibujante. Para los que no lo hayan escuchado o leído por ahí, al talentoso Jack lo mandaban a espiar la ubicación del enemigo, las características del terreno y la disposición táctica, y lo ponían a dibujar para que las tropas norteamericanas tuvieron información antes de trenzarse.

Este libro se divide en dos partes. La historieta que se titula The Oven y un ensayo, The Real Thing, todo de autoría integral del propio James Romberger. En la primera página nos encontramos con un dibujo entintado con pluma y sin color. Hermoso y totalmente adecuado para la edición. El rotulado a mano y, sobre todo, el trabajo con las onomatopeyas son alucinantes. Un trabajo artesanal con fuertes influencias de la historieta más mainstream a la que el protagonista tanto influyó.

Escenas de guerra
Las escenas de guerra recuerdan el trabajo del propio protagonista.

El título de la historieta inicia la primera página, con una fascinante tipografía hecha a mano y una viñeta que nos muestra a Jack en su mesa de dibujo. Su lugar en el mundo, refugiado de todos los males. Se acerca Roz, su esposa, y le dice que tienen que salir para la cita con el médico. Lo llama "Kirby", él ni se acordaba que tenían que ir. No por viejo, sino porque estaba en otro lado, dibujando.

Poco a poco la historia se empieza a mezclar con un recuerdo de la guerra que Kirby va teniendo durante la visita al centro de salud. Otra batalla que tuvo que luchar, cuando era joven. El ritmo narrativo es fantástico, y recuerda mucho al Jeff Lemire más intimista, el de sus obras como autor integral (como Essex County, por ejemplo).

La historia sobre el Kirby viejo, muy dependiente (como siempre) de la fortísima Roz, mezclándose con aquel muchacho de barrio que es enviado a la guerra, logra emocionar. El autor consigue todo lo que se propone y hasta nos hace sentir que estamos cerca a nuestro ídolo, compartiendo sensaciones.

Roz
Los cuidados de su esposa Roz al Jack Kirby anciano.

El protagonista es un ejemplo del estilo de vida norteamericano de los más más "sanos". Trato de diferenciarlo de la política exterior del gobierno y me centro en la cultura que me nutre, las personas que admiro y las ciudades que conocí y me fascinaron. Jack Kirby se crió en épocas de la Gran Depresión, en un barrio complicado de New York,  era un laburante que dibujaba cómics para poner el pan sobre la mesa y que se horrorizaba por los crímenes nazis contra el pueblo judío, que también era su pueblo. El ensayo que viene después de la historieta trata un poco sobre esto, sus posiciones frente a la guerra y la violencia, sobre la cultura del trabajo para un tipo de barrio.

Un círculo cerrándose

Es lamentable que no tenga más páginas porque es un material que me gustaría disfrutar en un por mucho más tiempo. El ensayo me gustó hasta ahí nomás, porque no me aportó tanto como el cómic y terminé sintiendo que le había robado páginas a las viñetas.

Sobre el final de la historia, los dos argumentos se cierran para dejarnos una misma sensación. La de respirar, la de sobrepasar batallas para volver a nuestro refugio, a nuestro hogar, a saludar a nuestro perro y a sumergirnos tanto Jack en el dibujo como nosotros en la lectura.

Intimista
El cómic mezcla una historia sobre la época en que Kirby sirvió en la guerra y su batalla contra la enfermedad.

 

Dejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Profile picture for user Sergio Schiavinato

Subido por Sergio Schiavinato (no verificado) el 20 Ene 2020

Excelente recomendación! La anecdota entre un jovencisimo James Romberger y Kirby (que supongo que debe figurar en algún lado del libro) es bastante conocida: James fue a conocer a su idolo y mostrarle dibujos de una carpeta, Kirby los mira y le dice "esto esta muy bien, dedicate a la pintura, no haga comics, LOS COMICS TE ROMPERAN EL CORAZON"