On a Sunbeam
Comics

On a Sunbeam, de Tilie Walden

Ciencia ficción como nunca leíste

Por: Matias Mir - 07 Ene 2020 Se lee en: 4 mins

Tillie Walden es una historietista texana nacida en 1996 que a los 22 años ya había publicado seis libros y ganado, entre otros, un premio Eisner a “mejor obra autobiográfica”. Desde su primera novela gráfica (“The End of Summer”) publicada en 2015 no paró de dibujar y se convirtió de la noche a la mañana en una de las artistas más prominentes de la escena independiente norteamericana. Las claves de ese éxito parecen ser su alto nivel artístico, su compromiso político con la representación queer y las atrapantes atmósferas que genera con sus obras. “On a Sunbeam” es, probablemente, el punto más representativo de su talento hasta ahora.

Originalmente fue publicado como un webcómic. Sí, lo que hoy se vende como una novela gráfica de más de 500 páginas (en formatos hardcover y trade paperback) que en España la editorial La Cúpula tuvo que partir en dos libros para poder publicar puede leerse aún hoy gratis legalmente en Internet por pedido expreso de su autora (On a Sunbeam webcomic). Fueron veinte capítulos de entre 30 y 50 páginas cada uno publicados con frecuencia casi semanal durante practicamente un año los que terminaron formando el libro, una proeza gráfica que desafía cualquier lógica que el lector pueda pretender entender: el libro más grande y de mayor calidad gráfica de todos los de la autora fue hecho gratis y con fechas límite muchísimo más estrictas que las de cualquier otro de su catálogo.

On a Sunbeam
Mia y Grace.

Pero, ¿de qué va On a Sunbeam? Básicamente, es una historieta de ciencia ficción creada por alguien a quien no le interesa la ciencia ficción. En palabras de su autora:

“(...) Siempre me aburren, ¿por qué están llenas de pasillos blancos y hombres blancos?”.

La propuesta, entonces, fue hacer una space opera que se opusiera categóricamente a los tópicos tradicionales del sci-fi. El futuro de On a Sunbeam es orgánico, basado en la naturaleza. El vacío del espacio fluye como si fuera agua y las naves espaciales simulan ser peces nadando a través de él. Cada planeta tiene su propia cultura basada en sus recursos naturales propios. La única luz natural es un perpetuo estado de atardecer. Por supuesto, no hay hombres.

La protagonista es Mia, la nueva recluta de un equipo de restauradoras de inmuebles intergalácticas. Mientras viaja a templos abandonados y ciudades perdidas va conociendo a las compañeras que eventualmente van a conformar su nueva familia encontrada: las capitana y líder Charlotte y Alma, la joven Jules y le misteriose no-binarie Elliot. La historia se toma su tiempo en presentar la atmósfera, en plantear qué es lo cotidiano en las vidas de estas laburantes espaciales mientras que de a poco va revelando detalles de las sociedades, la cultura y las políticas de su futurista galaxia.

On a Sunbeam
Naves-pez y espacios líquidos.

En paralelo sucede una trama en forma de flashbacks: el pasado de Mia antes de unirse al grupo. Sus días en el secundario, un internado privado donde conoce a Grace, una misteriosa ingresante. Esta historia podría ser una serie en sí misma, y ocupa varios episodios con romance adolescente, aventuras escolares, bullying, deportes espaciales, torneos intercolegiales y misterios varios. Sin embargo, llegado el tiempo, los hechos transcurridos en este pasado terminan por afectar y movilizar el último gran acto de la historia principal.

También, aunque más sutilmente, se cuenta una tercera historia, la de Staircase, el planeta más alejado del universo. La historia política y social de este mundo constantemente envuelve a las dos historias principales y, sin hacer spoilers, afectan retroactiva y posteriormente a muchos de los personajes.

On a Sunbeam
"On a Sunbeam".

Uno de los mayores atractivos de este cómic, por supuesto, es el arte. En los primeros capítulos se siente un poco duro y la paleta de colores es muy simple, casi monocromática, pero On a Sunbeam es un viaje en más de un sentido. Frente a la pantalla o las páginas acompañamos a su autora mientras se acostumbra a su autoimpuesto ritmo frenético y a las herramientas de coloreado digitales, le agarra la mano a la historia y a cómo quiere expresar el universo planteado, y ahí agarrate de lo que puedas porque no para más. En palabras de Walden:

“No puedo explicar cuánto no sabía de esta historia cuando comencé a dibujarla. Literalmente diseñé a los personajes mientras los dibujaba en las primeras páginas”.

Probablemente lo que más mantiene las ganas de leer a lo largo de esta larguísima historia es lo bien construido que resulta su mundo, lo orgánico de su desarrollo. Casi no hay momentos expositivos, y los que sí hay tienen una justificación entendible en la trama. Es una novela gráfica jugada, de gran alcance, pero que se enfoca en lo chico, los detalles, lo cotidiano. Puede presentar grandes escenas con potencial de exposición como a una dibujante de mapas dándole forma a su mundo, pero el enfoque narrativo y visual está en las tazas de café en su escritorio, en las distintas tintas que usa, en los intercambios con su asistente. Es una historia sobre gente corriente formando lazos y viviendo sus vidas. La épica espacial se produce naturalmente por su cuenta.

Esta es una gran historieta para fanáticos, por ejemplo, de Minaverry, con el que comparte bastante en el apartado gráfico, pero también en el enfoque destallista de lo cotidiano, la representación LGBT y la inspiración en obras de Studio Ghibli. También para seguidores de Sole Otero en el apartado del uso de la ciencia ficción para contar historias comprometidas con gran uso del color. O fans del arte de Francesco Francavilla al que termina pareciéndose mucho cerca del final de la historia. O quienes hayan disfrutado de “This One Summer”, de las Tamakis. O para cualquier lector con sangre en las venas que tenga ganas de leer algo que ni por asomo lo haga sentir que leyó algo parecido antes.

Sunbeam
"On a Sunbeam".

 

Dejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
Profile picture for user Maximiliano

Subido por Maximiliano (no verificado) el 07 Ene 2020

Qué loco eh, no nococía a esta autora. Muy bueno que negociara que no se de de baja al web comic y muy buena la reseña.
Profile picture for user Maximiliano

Subido por Gastón (no verificado) el 08 Ene 2020

Hey Matí, hasta hace un rato, Ella era una completa desconocida para mi. Estuve chequeando por encima algunos capítulos de On a Sunbeam, veremos si en la semana tratamos de leernos alguno. ¡Gracias & Saludos!