fbpxTrespasser, de Justin Ryan y Kristian Rossi | Comics | Ouroboros World
Trespasser, de Justin Ryan y Kristian Rossi
Comics

Trespasser, de Justin Ryan y Kristian Rossi

La apuesta extranjera de Libera La Bestia

Por: Damián Pérez - 06 Abr 2020 Se lee en: 3 mins

En español, Trespasser quiere decir "instruso". Y el título en inglés posee varios sentidos que se . El intruso en la historia resulta un personaje fundamental, pero también la existencia de este libro en el mercado nacional. La gente de Libera La Bestia sorprendió hacia fines de 2018 con la edición de esta obra, originalmente editada en cuatro números en Estados Unidos por la poco conocida para nosotros editorial Alterna Comics, de la mano de Justin Ryan a los guiones y Kristian Rossi en la parte gráfica. Libera La Bestia hoy está en boca de todos por sus cuidadas ediciones y su arriesgada apuesta al universo superhéroico con el universo de Iceberg y Manta. No son pocas las editoriales locales que se vuelcan a la traducción y edición de material extranjero, particularmente estadounidense, como sucede con Ovni Press y sus ediciones de Marvel, DC o Dark Horse, o Utopía Editorial con sus apuestas al Millarverse entre otras, o incluso el caso muy particular de Ivrea, generalmente dedicada al manga japonés pero que también ha incursionado con algunas obras de editoriales yanquis como IDW. Y por eso el doble sentido del título: casi como un intruso en nuestro mercado, Trespasser se coló entre las estanterías locales, pasando como un producto más de origen nacional. Incluso la portada alternativa de Eduardo Risso ayuda a disfrazar a este intruso.

La historia

Trespasser es una historia sobre un intruso. Un intruso en un contexto poco propicio. Estamos en una casa en el medio del campo, alejada de todo, con un aspecto poco amigable para los foráneos. Esta casa es habitada por dos personas, Héctor y su pequeña hija María. También las acompaña Belle, una gran perra sabueso. Algo ocurrió en el mundo, estamos en un escenario post-apocalíptico típico, pero no llegamos a saber que fue. Algunas pistas: los alimentos escasean, los animales están contaminados de alguna forma, se observan malformaciones: Belle posee una quinta pata en un costado, María presenta ojos de distintos colores. Y un extraño aparece en una trampa para osos: su aspecto es enigmático y no habla un lenguaje entendible. Parece vestido como un astronauta. Su aspecto es extraterrestre. Debido a su herida, Héctor lo lleva a su casa para tratar de curarlo, pero parece no lograrlo. La comida sigue escaseando, María tiene hambre, no hay nada para comer. Y el primer número termina con un nuevo plato que Héctor prepara para su hija. Al parecer el intruso no ha sobrevivido.

Terror en la narrativa de Trespasser
La narrativa de Trespasser, de la mano de Kristian Rossi, utiliza negros para generar el ambiente de terror de esta historia.

La historia que nos cuenta Trespasser tiene atisbos de ciencia ficción, pero se trata de un relato de terror, tal como nos muestra el ritmo narrativo. Hay suspenso, hay truculencia, hay acción. El guionista Justin Ryan hace un buen trabajo intentando no dejar todo servido en bandeja e invitando al lector a completar el relato. Página a página brinda nuevas pistas y va armando una imagen más grande, sin dejar de lado la acción. Kristian Rossi, quién se encarga tanto del dibujo como de las tintas y el coloreado, hace un trabajo muy digno, con un buen manejo del  negro y las sombras, parecido en algunos aspectos a Mike Mignola o, mejor aún, a Eduardo Risso. El relato sigue creciendo en ritmo hasta el desenlace final, donde se pincha un poco a lo que se espera, ya que el gusto por la ausencia de información continúa incluso más allá de la última página. Pero no quiero revelárselos, lo dejo a gusto del consumidor. Trespasser es un producto que se alimenta de otras historias de terror, con grandes paralelismos con The Walking Dead y toda la narrativa zombie, pero dándole otra vuelta y jugando un poco con los detalles. Si te gustan ese tipo de historias, vas a pasar un buen rato leyendo estas páginas.

La edición local

Como podemos apreciar en sus otros libros, Libera La Bestia nos ofrece una edición impecable. El libro, que recopila los cuatro números norteamericanos, presenta papel y colores más que agradables. Y como extra, se editaron dos versiones alternativas, cada una con una portada original, distinta de las de Alterna Comics. La primera es obra del artista de Trespasser, Kristian Rossi y la segunda del inigualable Eduardo Risso (la cual es mi elección personal entre ambas). Esto es un gran acierto, ya que las portadas de los números yanquis, también obras de Kristian Rossi, poseen un aspecto pictórico que no es tan bueno como el trabajo de este artista en las páginas interiores. La traducción es correcta, no se decanta por el extremo del falso neutro mexicano al que estamos acostumbrados en estos casos, pero tampoco se vuelca a los localismos porteños de otras obras. Trespasser fue una gran apuesta para la editorial, e incluso llegó a tener una presentación oficial en La Revistería Café & Comics del Microcentro porteño, con uno de los autores participando via teleconferencia (tan de moda en tiempos actuales de cuarentena).

Diferentes portadas de Trespasser
Portadas de Trespasser, de izquierda a derecha: la nueva portada obra de Risso, nueva portada por Kristian Rossi, y portada del número tres norteamericano, también por Kristian Rossi.

Si te lo cruzaste en algún evento, si lo viste de reojo en alguna comiquería, pero no te animaste a darle una chance a Trespasser, dado lo desconocido que podía resultar este intruso en las estanterías, abrile la puerta si sos amante de este tipo de historias y disfruta de su lectura.

Dejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.