fbpxCrossovers Japoneses | Gaming | Ouroboros World
Gaming

Crossovers Japoneses

Cuando se mezclan la diversión, el fanservice y el delirio

Por: Julian Vega - 04 Mar 2018 Se lee en: 7 mins
Crossovers Japoneses

A veces buenos, a veces malos; los resultados dispares terminan pesando menos cuando hablamos de crossovers. Y es que siempre llama la atención cuando dos o más personajes de distintos mundos se ven las caras. Por eso hoy hacemos un repaso por algunos videojuegos salidos en Japón y no tan conocidos.

Así que no vamos a hablar de grandes franquicias como Super Smash Bros, Marvel vs Capcom o Kingdom Hearts. Tampoco de detalles menores como algún personaje invitado, onda Sakura de Street Fighter en Rival Schools, Dante de Devil May Cry en Viewtiful Joe/Nocturne, o ese Soul Calibur en el que te podés elegir a tu tío. La idea es tirar juegos que te hagan decir “poné los fideos que ya estamos todos”.

Shonen Jump

Arrancamos con lo más conocido, probablemente jugaste o viste alguno de estos, pero vale la pena hacer un repaso. El primero fue realizado para conmemorar el vigésimo aniversario de la Weekly Shonen Jump en 1988. Famicom Jump: Hero Retsuden es un RPG lanzado para la NES, cuyo argumento nos pone en el lugar de un lector que de repente se encuentra dentro de la revista y debe enfrentar a Piccolo Daimaoh. A lo largo del juego se pueden reclutar un total de 16 personajes procedentes de los grandes éxitos que tenía la publicación hasta entonces, por lo que se vuelve más interesante verlo hoy en día. Si bien están los inmortales Seiya, Tsubasa, Arale y Goku (todavía siendo un nene), hay lugar para algunos íconos del manga ochentoso como Kinnikuman o Ryo Saeba de City Hunter, y también personajes que actualmente disfrutan de una fama revitalizada como Kenshiro (Hokuto no Ken) y Joseph Joestar (JoJo’s BIzarre Adventure). Además de los personajes jugables, hay abundantes cameos y enemigos, y algunos niveles basados en otros mangas como Ring ni Kakero y Harenchi Gakuen, aquel título con el que el ídolo Go Nagai inauguró la Weekly Shonen Jump y marcó su primer exitazo en 1968.

Lamentablemente aún hoy no hay disponible algún ROM traducido (ni en inglés) por lo que quienes se animen a vivir este gran homenaje al manga old school, van a tener que saber japonés o consultar algunos walkthroughs.

Tuvo una secuela en 1991 titulada Famicom Jump II: Saikyō no Shichinin (“Los Siete Más Fuertes”) hecha con menos ganas y en la que los personajes disponibles se reducen a los siete que indica el título: Son Goku, Ryotsu Kankichi (KochiKame), Momotaro Tsurugi (Sakigake!! Otokojuku), Jotaro Kujo (JoJo’s), Ta-chan (Jungle King Tar-chan), Taruruto (Magical Taluluto) y Maeda Taison (Rokudenashi Blues). La tibia recepción llevó a que Jump no realice otros crossovers en videojuegos hasta 2005.

Acá sí llego la fiesta para los fans del shonen, bajo el título Jump Super Stars y su posterior versión “completa”, Jump Ultimate Stars, un año después. Disponible para Nintendo DS, este es un juego de pelea en el que hacen acto de presencia personajes de 41 mangas (en la versión Ultimate). Podemos armar distintos sets de combinaciones basados en 3 clases de personajes: combatientes, asistentes y ayudas. Esto nos permite luchar con personajes de One Piece, Dragon Ball, Bleach, Naruto, Shaman King, Hunter x Hunter, Rurouni Kenshin, YuYu Hakusho y varios más; mientras que en calidad de soportes hacen acto de presencia otros de títulos más alejados del combate como Slam Dunk, The Prince of Tennis, Death Note, I"s, Captain Tsubasa o Ichigo 100%. Semejante cantidad de personajes para destrabar, sumado a una jugabilidad sencilla pero adictiva y a las infinitas combinaciones de personajes posibles, lo hacen un juego más que recomendable para los fans del manga/anime. No tuvo lanzamiento fuera de Japón, pero se pueden conseguir ROMs traducidos en inglés y español, y emularlo hasta en celulares.

La otra cara de la moneda también se vería en 2006, cuando las monumentales cifras de ventas que venían manejando Naruto y One Piece (bueno, OP se sigue superando hoy en día) sumado al siempre presente éxito de Dragon Ball, llevaron a que Bandai Namco nos tire en la cara una suerte de Super Smash Bros descafeinado con personajes de los tres mangas: Battle Stadium D.O.N. para PlayStation 2 y Nintendo GameCube. El juego no cumplió las expectativas ni de cerca, con un sistema de combate repetitivo, pocas diferencias entre personajes, y encima desbloquear a los faltantes es un trámite.

La última entrega hasta ahora es J-Stars Victory VS, lanzado en 2014 para PlayStation 3, PS Vita y posteriormente PS4. El primero en tener un lanzamiento oficial en occidente. Por fin lograron entregar un buen juego de pelea con gráficos de última generación y un plantel de personajes bien surtido, aunque un poco llamativo. Porque si bien se recorren títulos de toda la historia de la Jump, desde Dr. Slump hasta Assassination Classroom, hay algunas sorpresas como Toguro (YuYu Hakusho), Madara Uchicha (Naruto) y Boa Hancock (One Piece). En total son 39 personajes jugables, todos con estilos de pelea bien diferenciados, más otros 13 de soporte.

 

Super Robot Wars

Esta franquicia desarrollada por Banpresto es prácticamente una institución en Japón, con más de cuarenta títulos lanzados desde 1991 hasta la fecha, y cuenta con distintas subdivisiones y líneas temporales que lo vuelven una cita obligada por los fanáticos de los mechas. Generalmente son RPGs tácticos de combate por turnos en el que se pueden manejar robots de literalmente todas las franquicias japonesas de renombre. Gundam, Mazinger, Evangelion, Code Geass, Gurren Lagan, Macross, Full Metal Panic, Getter Robo, Gunbuster, Voltron… si puede vender muñequitos, está acá.

Conocedores de su público, Banpresto mantuvo una producción serializada de juegos de combates muy elaborados y repletos de referencias a las distintas obras originales que figuran. La saga nunca abandonó su característico diseño Super Deformed, las tramas enroscadas y la ambición por incorporar nuevas franquicias. Tal es así que en Super Robot Wars X-Ω, lanzado para iOS y Android, subieron la puesta incorporando finalmente un Kaiju (ni más ni menos que Godzilla) y un mecha proveniente de una serie Tokusatsu (Daizyujin de Kyoryu Sentai Zyuranger, mejor conocido por estos lares como el Megazord de los Power Rangers). No conformes con esto y aprovechando las restricciones legales menos estrictas al no ser un juego para consolas, X-Ω inauguró el “vale todo” y metió personajes de (agarrate) Idolmaster, Megaman, Sakura Wars, Little Witch Academia y Crayon Shin-Chan.

La gran mayoría de los SRW nunca salieron de Japón, debido a conflictos legales con los distintos propietarios de las mil franquicias que manejan. Los únicos juegos que tuvieron lanzamiento oficial en occidente (con el título alterado Super Robot Taisen) fueron los pertenecientes a la saga Original Generation, con personajes creados exclusivamente para estos juegos. Sin embargo, el reciente Super Robot Wars V de PS4 tuvo lanzamiento oficial en inglés para el sudeste asiático y puede conseguirse importado. Esto, claro está, sin contar las benditas versiones traducidas por fans que pueden conseguirse recorriendo internet.

 

Cannon Spike

Conocido como Gunspike en Japón, este juego es un shooter multidireccional desarrollado por Capcom en el 2000 para arcades y Sega Dreamcast. Si bien no consiste en mucho más que avanzar y disparar manejando un ritmo bastante acelerado, lo que llama poderosamente la atención es la lista de personajes disponibles, mezclando juegos de pelea y plataformas: Cammy y Charlie de Street Fighter, Shiba de Three Wonders, Arthur de Ghost ‘n Goblins (con un rediseño que lo dejó hecho casi un mecha) y Simone, creada especialmente para el juego; además de los desbloqueables Megaman y Baby Bonnie Hood de Darkstalkers. Tuvo lanzamiento oficial en EU y Europa así que puede emularse en inglés tranquilamente (igual no hace falta leer mucho para jugarlo)

Heroes Phantasia

Lanzado en 2012 por Bandai Namco para la PlayStation Portable, es un RPG de combate por turnos en el que (además de unos protagonistas hechos para el juego) podemos usar personajes de diez animes pasados de moda (perdón) como Slayers, Orphen, Read Or Die, Blood+, S-CRY-ed y Darker Than Black; además de alguno más “de culto” como Keroro Gunsō. El juego no terminó de convencer a nadie, ya que el sistema de combate quedó desbalanceado y el argumento recibió críticas por ser muy genérico.

Una vez más, debido a que los derechos de los animes representados están en distintas manos, no tuvo lanzamiento fuera de Japón. Tampoco hay de momento algún ROM traducido. De todas formas, se puede conseguir en japonés para aquellos que manejen el idioma y quieran un juego que les haga revivir sus días de mirar Magic Kids y Locomotion/Animax, leer la revista Lazer y no tener entradas en la cabeza.

Sunday vs Magazine: Shūketsu! Chōjō Daikessen

Konami estuvo a cargo de este juego lanzado para PSP en 2009, como conmemoración del 50º aniversario de dos importantes publicaciones de shonen: Shūkan Shōnen Sunday y Shūkan Shōnen Magazine, de las editoriales Shogakukan y Kodansha respectivamente. Se pueden seleccionar 30 personajes en total: en un bando tenemos títulos como Yaiba, InuYasha, Project ARMS y Kenichi; mientras que del otro se destacan Fairy Tail, Hajime no Ippo, Devilman, GetBackers y Cyborg 009.

El resultado es un clásico y cumplidor juego de peleas de 1 vs 1, no es nada del otro mundo pero para quienes se interesen en algunos de estos personajes (muchos de los cuales raramente aparecen en videojuegos) es una buena recomendación. Tampoco tuvo lanzamiento fuera de Japón, pero al no demandar lectura de textos puede emularse tranquilamente.

Dengeki Bunko: Fighting Climax

Otro crossover de pelea, en este caso tenemos a Sega conmemorando los 20 años del sello Dengeki Bunko, editor de "light novels" con mucho éxito y adaptaciones al anime como Sword Art Online, Toradora!, Accel World, Durarara!!, entre otras. Para volverlo más crossover aún, Sega metió algunos personajes propios de Virtua Fighter y Valkyria Chronicles, además de escenarios inspirados en juegos como Shinobi, Sonic y Phantasy Star Online.

Visualmente es muy atractivo y la mecánica del juego está en sintonía con clásicos como King Of Fighters o Guilty Gear, pero con sistema de asistentes. Se lanzó primero para arcades en 2014, con sucesivos updates hasta que en 2015 salieron las versiones para PS3, PS4 y PS Vita, todas tuvieron lanzamiento oficial en occidente así que es conseguible. Cumplidor y entretenido, no es un juego que te vaya a cambiar la vida, a menos que sueñes con elegir de entre un selecto plantel de waifus para meterle un cachetazo al insoportable de Kirito. En ese caso, dale para adelante.

Konami Wai Wai World

Antes de despertar pasiones (y posteriores odios) con Metal Gear y Silent Hill, Konami era una respetable desarrolladora de videojuegos a la que le iba lo suficientemente bien como para darse el gusto de publicar un crossover entre sus best-sellers, mucho antes de que compañías como Nintendo o Capcom hagan lo mismo.

Lanzado en 1988 para NES, Konami Wai Wai World es un juego de plataformas que nos pone inicialmente en el papel de Konami Man (y Konami Lady si se juega de a dos) para ir recorriendo seis niveles basados en los principales juegos del Konami de aquel entonces. Al completar un nivel, se desbloquea al personaje correspondiente. Estos provienen de: Castlevania, Gradius, Ganbare Goemon (o Mystical Ninja en occidente), TwinBee y Getsu Fūma Den. Pero sin dudas lo que más resalta son otros dos personajes jugables, provenientes del cine e incluídos gracias a que Konami había desarrollado juegos anteriormente y conservaban los derechos. Estos son King Kong y Mikey, el protagonista de The Goonies (!)

De esta forma se le agrega una buena cuota de bizarreada a un muy divertido juego, recomendable para quienes busquen algo que se juegue como Castlevania o Metroid. Una vez más, estamos hablando de un título que se quedó solo en Japón (¿quién maneja los derechos de imagen de Sean Astin?)

Wai Wai World inspiró una buena cantidad de choreos spin-offs (Wai Wai Poker, Wai Wai Bingo) y una secuela lanzada en 1991 para NES cuyo principal agregado es poder jugar con Bill Rizer de la serie Contra.

DreamMix TV World Fighters

Probablemente el crossover más delirante de la historia de los videojuegos, este título se escapó de las profundidades del averno en 2003 para Nintendo GameCube y PlayStation 2, cuando Konami, Takara y Hudson unieron fuerzas para crear algo así como un Super Smash Bros que va de pepa.

Konami aportó los personajes de renombre, como Solid Snake (Metal Gear), Simon Belmont (Castlevania) y TwinBee (bueh...). Hudson metió Bomberman, Adventure Island, Bloody Roar y alguno menos conocido como Far East of Eden. Y la empresa juguetera Takara le puso el broche de oro con Optimus Prime y Megatron de Transformers, Microman de los Micronauts, Licca-chan (la Barbie japonesa) y el protagonista de Beyblade.

Semejante demencia desemboca en un juego que te termina comprando más por el contenido que por su calidad (y que, como era de esperar, nunca se escapó oficialmente de Japón). Aunque los stages y la música garpan, el sistema está calcado sin ganas del Smash. Realmente no es un juego que enganche, pero sí es algo digno de ser jugado al menos una vez debido a los niveles de delirio que maneja.

Dejá tus ComentariosDejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.