Historieta Argentina

Balance 2020: Lo mejor del ambiente de la historieta en Argentina

El Staff comenta las cosas más destacadas del ambiente en lo que fue un año complicado

Por: Staff de Ouroboros - 01 Ene 2021 Se lee en: 15 mins
Balance 2020: Lo mejor del ambiente de la historieta en Argentina

Hacer un balance general de un año (y tan raro como este) es complicado. Pero hubo muchas novedades, noticias y alegrías para el lector, y con el staff de Ouroboros queremos señalar las más significativas (según nosotros), sin ningún orden de importancia particular.

Sin más preámbulos, arranquemos.

El rescate editorial de grandes clásicos

Escribe: Facundo Vazquez

Afortunadamente, Argentina tiene una tradición muy rica y un enorme archivo de historietas para rescatar por lo que es habitual que cada año se reedite material producido durante el siglo pasado. Este (me ahorro los adjetivos) 2020 nos sorprendió en plena pandemia con la publicación del hermoso “Crímenes y Castigos” de Carlos Nine, segundo tomo de la colección Rescate de Hotel de las Ideas.
Por su parte, Doedytores, sigue adelante con su colección “Lo mejor de…” reeditando este año dos títulos que estaban agotados (“Latinoamérica y el imperialismo” de Oesterheld y Durañona; y “Un tal Daneri” de Trillo y Alberto Breccia) y sumando dos títulos nuevos: “Nadie” también de Trillo y el Viejo Breccia; y los capítulos de “Sargento Kirk” de Oesterheld y Trigo publicados originalmente en Billiken.

Aunque, tal vez por su relevancia a largo plazo, una de las cuestiones más importantes respecto a las reediciones sea que (resueltos algunos temas judiciales que desalentaban a los editores) se reactivó el rescate de series publicadas originalmente en la editorial Record con dos grandes proyectos:
La edición integral en dos volúmenes de “Bárbara” de Barreiro y Zanotto a cargo de Comic.ar; y la edición integral en tres tomos de “Alvar Mayor” de Trillo y Enrique Breccia emprendida por Loco Rabia.
Un año en el que los amantes de la vieja y buena historieta argentina hemos estado de parabienes.

Al respecto te puede interesar:

La edición integral del Eternauta de Oesterheld y Solano Lopez

Escribe: Facundo Vazquez

El Eternauta: Una edición histórica.
El Eternauta: Una edición histórica.

Y si hablamos de reediciones, no podemos pasar por alto el que tal vez haya sido uno de los mayores acontecimientos de la historieta argentina de este año: El integral de “El Eternauta” de Oesterheld y Solano López publicado por Doedytores.

Hace ya bastantes años, desde que se resolvió el conflicto por los derechos que describió detalladamente Matías Mir en una de sus notas más famosas, Javier Doeyo asumió la responsabilidad de editar “El Eternauta” en Argentina. Y hay que reconocer que hizo un excelente trabajo porque no solamente se aseguró de que el mayor clásico de la historieta nacional llegue hasta al último rincón del país sino que no dejó de experimentar con diferentes formatos para que cada lector tenga una versión de la obra que se ajuste a sus preferencias.
Así, tras la edición clásica, la de bolsillo, la vintage y la edición de lujo en formato grande y tapa dura, este año tuvimos una edición en fascículos que se distribuyó en todos los kioscos de diarios y la edición integral que reúne en un solo tomo todo el material del personaje producido por Oesterheld y Solano en conjunto.
Esta edición representaba un enorme trabajo pues implicaba volver a maquetar toda la saga original, ya que las dos verticalizaciones que se habían producido anteriormente tenían (a criterio del editor y del dibujante) fallas graves. El nuevo maquetado lo realizó Germán D’Agostino y el diseño de la nueva portada estuvo a cargo de Tomás Coggiola. Como dato anecdótico, la primera edición fue financiada por un grupo de comiquerías porque la cancelación de la Feria del Libro y la ComicCon habían hecho peligrar la viabilidad del proyecto.
El resultado es uno de los libros más soberbios e impactantes que se han publicado en nuestro país.

Al respecto te puede interesar:

Los Premios Cinder

Escribe: Mariano Cholakian

Quienes hacemos divulgación de historieta, dedicamos una buena parte de nuestro tiempo a leer todo lo que podemos. Muchas veces, no coincide con lo que realmente queremos. Al menos a mí me pasa, que siento cierta obligación de estar al día con el material que va saliendo en el orden nacional, y con las series regulares del mainstream estadounidense, que es lo que más cubro tanto en el sitio como en el programa.

Todas y todos los colegas que conozco, atraviesan experiencias más o menos parecidas. Sin embargo, todo ese conocimiento acumulado no se ve reunido en un cuerpo crítico. Que sin dudas es diverso y con multiplicidad de opiniones. Desde aquellas divulgadoras y divulgadores que siguen principalmente manga, hasta los que solamente trabajan fanzines.

Un grupo de medios, reunido dijimos: ¿si nos unimos para hacer un balance de lo mejor de la historieta en el año? Los demás premios que hasta el momento existían pertenecían a eventos reconocidos (que no incluían masivamente a la divulgación) y a otros colectivos que no incluían a “la crítica”. Son grandes premios, pero que dejaban un vacío que estoy convencido los Premios Cinder vienen a cubrir.

Al respecto te puede interesar:

Las nuevas distribuidoras son las editoriales unidas

Escribe: Mariano Cholakian

En el mercado editorial de la historieta, hay una guerra constante (y un tanto silenciosa) que busca la eliminación de un enemigo creado por los propios fantasmas de cada facción: “los intermediarios”.

Cada eslabón de la cadena, parece estar en una constante labor de saltear a los demás o de valorizar su espacio frente a los “ataques”. Entonces las editoriales hablan de las ventas en eventos como un salvavidas económico, las comiquerías nos explican por qué es importante una persona recomendando al cliente en lugar de una fría compra web y las distribuidoras lidian con los “retrasos en imprenta” de un material que se anuncia sin fecha cierta.

Estas situaciones son permanentes, y en lugar de encontrarnos con una colaboración de toda la cadena para tirar con más fuerza, terminamos en disputas menores que empecen finalmente la experiencia de los lectores (que son consumidores, en este caso).

CHE Distribución e Industria Argentina, son dos distribuidoras que reúnen varias editoriales locales y que tienen por objeto que los libros efectivamente lleguen a las comiquerías y librerías de todos los rincones del país.

Son una especie de proyecto “cooperativo” en el que las editoriales se autodistribuyen, en un aparente descontento con las terceras partes que cumplían ese rol. Mediante esta nueva modalidad, que comenzó en Septiembre, el objetivo es que ante una gran cantidad de editoriales disponibles la oferta a los puntos de venta llegue concentrada en uno o dos catálogos.

Después de algunos meses, la experiencia resulta positiva. Aunque con algunos desafíos por cumplir, y dos errores pequeños que solucionar.

El primero de ellos, la ausencia de fechas de lanzamiento con anticipación (en principio por los ajustados tiempos que manejan las imprentas). Los libros son ofrecidos a las comiquerías y librerías prácticamente al día que entran en distribución, de esa forma no se pueden anticipar compras, evaluar cantidades y tantear clientes.

Pero, en parte como consecuencia de este primer problema, ocurre el segundo que es la forma descoordinada en que ocurren los lanzamientos. En una librería está en la mesa de novedades antes que en una comiquería dos barrios más allá, que termina recibiendo la novedad la semana siguiente.

Como dije anteriormente, la experiencia es sumamente positiva pero tiene muchos fallos por solucionar. Por momentos la sobrecarga de esfuerzo sobre un eslabón de la cadena, que pretende cumplir el rol de tres, podría hacer que la misma se rompa. Hay que avanzar con profesionalidad, honestidad e inteligencia, para que eso no suceda.

La digitalización tanto de editoriales como de comiquerías

Escribe: Mariano Cholakian

Existen consecuencias positivas de la pandemia, una de ellas es la digitalización de editoriales y comiquerías que venía siendo una demanda desde este medio. A la fuerza, se terminó dando y con resultados auspiciosos. Algunas comiquerías hablan de “una sucursal” cuando se las consulta sobre el volumen de las ventas online. Las editoriales también manifiestan su contento (y sorpresa) con los resultados.

Con la necesidad que generó la cuarentena, las transformaciones tuvieron lugar. Los miedos a la piratería, la baja en el consumo de material físico o el desinterés por visitar los locales, terminaron demostrando lo contrario. Por la vía digital, la historieta se mete en tu casa, en tu trabajo y en tu tiempo de ocio sentado en el baño. Internet no toca la puerta ni pide permiso para tirarte sobre la cara tus intereses.

La convivencia entre el cómic digital y el físico es absolutamente posible, como también en materia comercial para las comiquerías. Es una forma más de comunicación y llegada, a la que el sector de la historieta no debe renunciar. Sería otro anacronismo más, que se sumaría a todos los que tenemos.

Más información: PodCast sobre Cómic Digital

La esperada edición nacional de Sandman

Escribe: Bob Blondieness

Sandman
El Sueñero de Ovnipress 

Sin lugar a dudas, Sandman es una de las obras fundamentales del noveno arte: en solo 75 números, Neil Gaiman logró lo más parecido a un cómic perfecto, en un mix de mitología, prosa literaria y fábula que la convirtió en un clásico absoluto, muy difícil de repetir.

A lo largo de los años, DC Comics le sacó el mayor jugo posible, con reimpresiones en todos los formatos e idiomas posibles, generando también secuelas, precuelas y cualquier idea que pueda rescatar algo de la gloria de la obra original.

Sin embargo, a pesar de que las ediciones locales de DC se vienen publicando de forma (casi) ininterrumpida desde hace tres décadas, por motivos inexplicables (¿problemas de coyuntura? ¿razones económicas? ¿puro azar?) nunca tuvimos una edición 100% nacional (al margen de unos delirantes episodios apócrifos lanzados por una efímera editorial, Símbolo de una época pasada). 

Por si fuera poco, Neil visitó nuestro país en dos oportunidades, confirmando una sólida base de fans, hoy de alcance internacional, potenciada por el alcance de la globalización, adaptaciones varias y su inagotable carrera literaria.

Cuestiones del Destino, la espera parecía Eterna, aunque el Deseo de tenerla para algunos ya se transformaba en Delirio y hasta Desesperación, antes que nos lleve la Muerte, que tanto trabajo tuvo durante este año.

Hasta que Ovni Press se hizo presente, y como corolario de su primera década de vida, nos regala la soñada edición nacional, que ya lleva publicada su tercer número

Y aunque parezca una frase hecha, no por eso dejaré de decirla: el poder tenerla es un Sueño cumplido. 

Creación de Merci Editorial y el retorno de Los Pitufos a Argentina

Escribe: Maximiliano Britos

Casi como regalo de navidad y año nuevo, Germán Tolosa (el creador de UBIK, el primer E-Commerce de comics de Argentina) nos sorprende anunciando la creación de Merci Editorial, que debutó en Argentina editando Los Pitufos, en álbumes dobles y a precios populares. Apostar por el mercado Franco-Belga es digno de reconocimiento, y la calidad del material solo respalda cualquier halago.
Desde lo jugado del proyecto hasta meterse de cabeza a hacer todo esto básicamente solo y con un título con el que muchos crecimos, me parece digno de mención como un hit del año. Y me atrevo a decir que Los Pitufos podría ser una buena entrada para que los más chicos se metan de lleno en este vicio, y de paso abrir el mercado a más material del viejo continente, que es una gran deuda pendiente que tenemos tanto en negocios como así también en bibliotecas. Mucha inundación de manga, de superhéroes… pero Argentina supo nutrir a Europa, y nosotros los lectores pareciéramos reacios a nutrirnos de lo que sucede allá, que es un gran misterio para muchos.

Al respecto te puede interesar:

La vuelta de Fierro

Escribe: Facundo Vazquez

portada de fierro digital
Portada de Chichoni. Lujo para el primer número.

En mayo de este año y viendo que la cuarentena venía para largo, me puse a escribir un gran pendiente que tenía: El repaso por la segunda encarnación de Fierro. Para tener toda la información de primera mano, contacto con Lautaro Ortiz quien me anuncia (todavía en secreto) que la mítica publicación volvía en formato digital.
Lo que iba a ser una breve charla terminó siendo una conversación que se extendió durante algunos meses en los que yo fui armando las reseñas y el índice de la segunda etapa mientras Lautaro preparaba el regreso del clásico más clásico de todos. Hasta tuvimos el honor de compartir el webmaster.

Finalmente en septiembre la Fierro digital fue una realidad y desde entonces existe una experiencia de lectura totalmente nueva en Argentina: Hay series nuevas excelentes como “Saturno” de Pablo de Santis y Matías San Juan, “Inframundo” de China Ocho, “La cárcel del fin del mundo” de Santiago Sánchez Kutika y Kundo Krunch… pero también algunas de las series más populares del periodo anterior que tienen su continuación (“Altavista” de Fernando Calvi o “Beit Mishpath” de Ignacio Minaberry) o reedición (“Putrefacción”, “Tortas fritas de polenta”, “Al rey de Constantinopla”, “Tango cruzado” y mucho más). Pero es que hay mucho más porque también estás subiendo tremendos rescates de material clásico como “Misterix”, “Bull Rockett” o “Vito Nervio”... y hay un montón de lugar para notas críticas y para rescatar material de archivo como las entrevistas de Paco Urondo… Perdónenme si abuso de las enumeraciones pero es que la nueva Fierro no para un momento. Con decirle que tiene actualizaciones diarias de contenidos. Es decir que cada día que entrás, hay algo nuevo para leer.
Y a esa enormidad de material se puede acceder totalmente gratis (aunque si tenés corazón ya te debés haber suscripto). Como dije: una experiencia totalmente inédita y única en nuestro país.
Pero si todo esto le parece poco, señora, no hay vuelta de Fierro sin concurso, y el que corresponde a esta encarnación ya está en marcha. Se recibieron más de 250 obras y el staff de Ouroboros tuvo el placer y la responsabilidad de actuar como uno de los preseleccionadores para que los lectores puedan votar entre los finalistas que se publican diariamente.
Es que no se puede pedir más. ¡Larga vida a Fierro!

Al respecto te puede interesar:

La promesa a futuro de Panini Argentina

Escriben: Damián Pérez y Maximiliano Britos

Panini Marvel Argentina
Tres caras que expresan la actitud ante el desembarco de Panini Marvel: Furia, Miedo y Alegría

Panini Argentina llegó ya hace un tiempo atrás, primero con algunos mangas y otras licencias de cómic americano, como Conan, Hit Girl y Star Wars. Empezó a crecer de a poco, a la sombra de otras editoriales con más presencia en el mercado de las licencias extranjeras. Y a mitad de este año dio la gran noticia. A partir de 2020 pasó a ser la licenciataria en el país (y para Latinoamérica) de la editorial Marvel. 

Luego de 11 años de Ovni Press siendo la cara de la casa de ideas en el país, cosechando fans y detractores, se terminaba una era. Se terminaba la licencia más larga de cómic norteamericano que se había visto en el país. A diferencia de otros momentos donde el futuro se llenaba de especulación, el anuncio del fin de Ovni Press editando Marvel se continuaba con el desembarco de Panini, la megaeditorial italiana, en su facción local. La misma gente de Ovni Press participaría de las ediciones. Prometían mayores tiradas y un mayor catálogo que su predecesora. Sin embargo todavía estamos en promesas. El ansiado comienzo de Panini-Marvel parece haber sido postergado por este atípico año. Hacia fines de noviembre tuvimos el primer anuncio con cinco títulos, luego de varios meses de espera, Immortal Hulk de Al Ewing, Iron Man de Dan Slott, y tres títulos de Donny Cates: Cosmic Ghost Rider, Venom y Thanos. Dos de esos títulos ya habían comenzado a salir hacia el final de la etapa Ovni Press.

Precios más bajos y un catálogo cuando menos interesante estaban ahí. Pero se trató de remanentes de ediciones de otros países, y las dudas y recuerdos de lo que fue el anterior desembarco de Panini en Argentina (cuando reemplazó en su momento a Comics Cono Sur) no tardaron en llegar. La editorial promete nuevos números y más series a partir de 2021, ahora con la participación de editores locales. Por ahora, seguimos en una promesa, hay que ver que nos depara el nuevo año.

Desde el lado del manga, salidas interesantes como Jujutsu Kaizen, Bakemonogatari, Golden Kamuy, Claymore y Kaguya-Sama: Love is War, siguen abriendo el mercado que una vez supo llevar Ivrea básicamente de forma exclusiva. Lo único lamentable es que se sigue notando mucho que se agarra una edición mexicana y se traducen los diálogos “al porteño” de una forma muy poco profesional, cayendo en redundancias ortográficas y ridiculeces sin sentido solo por emular la forma en la que habla un argentino de Capital Federal. Eso, sumado a algunos errores ortográficos, siguen tirando atrás a varias personas a la hora de elegir un título para comprarlo. Lo barato sale caro, suelen decir, y supongo que por agarrar a "cualquier argentino" a adaptar modismos mexicanos a un coloquial argentino... En fin, la gente calificada es un gran fallo en Panini. Poco a poco se va notando una mejoría en lo que es la traducción (o adaptación), pero falta camino por recorrer.

Es innegable que están sabiendo escoger series para ser competitivos, sabiendo tener tanto una competencia con Ivrea con grandes hits, mientras explotan el lado más del lector manga 100% como podrían ser títulos como Wotakoi, Dr. Stone o Noragami. Sea como sea, tantos hits y una ampliación del mercado (de la que se hablará más adelante), es digno de mención.

Más información:

HOY, la historieta independiente actual en Argentina

Escribe: Damián Pérez

Chicos, chicos, lean HOY
Chicos, chicos, lean HOY y aprendan.

Rumores, comentarios y anhelos daban vueltas desde hace un par de años, mientras Julián Oubiña Castro y Sergio Schiavinatto, dos de las caras detrás del website Zinerama, venían trabajando en este proyecto. Y en la primera mitad de año, pese a las complicaciones que trajo la pandemia, HOY vió la luz. Probablemente el proyecto de antología más ambicioso que haya visto el mercado de historieta local. Tomo las palabras de Facundo Vázquez cuando reseñó esta obra en nuestro sitio: “Hoy” es un corte transversal a la historieta argentina independiente actual como esos dibujos de los libros de anatomía. Lo más parecido a sacarle una foto al panorama historietístico en un momento determinado del tiempo y el espacio. Más de 400 páginas, 66 historietas, 24 ilustraciones y más de 100 artistas. El resultado: un verdadero (y literal) ladrillo en la construcción de la historieta argentina. Si uno quiere saber sobre los autores actuales, sus estilos, sus ideas, los que están por venir y los que puede encontrarse una vez que vuelvan las ferias y convenciones, todo puede verse en HOY. El libro funciona de todas esas maneras y de algunas más, porque incluye también prólogos y un artículo del propio Oubiña Castro analizando la historia y la producción de la historieta independiente argentina. También funciona como catálogo para conocer nuevos artistas y para presentarlos a nuevos lectores. Fundamental y fundacional, para resumirlo. No puedo dejar de destacar también la tarea de los editores por hacerlo llegar a todo el país a pulmón en lo que fue este año tan complejo, destacando la verdadera intención del proyecto: difundir la historieta nacional. 

Al respecto te puede interesar:

Editorial Ivrea, su catálogo y anuncios

Escribe: Maximiliano Britos

El apartado de manga es el que más temitas toca en esta ocasión, así que vamos a dividirlo en varios puntos, haciendo quien escribe una introducción, y dejándole a mi compañero especialista Diego Labra, el resto. 
Ivrea siempre tiene un título para sorprender al lector. Pero este año su catálogo se expandió de manera increíble: Desde series más tranquilas como Go toubon no Hanayome (somos quintillizas) de Negi Haruba, hasta clásicos pedidos desde hace años como Captain Tsubasa de Yoichi Takahashi o Hunter X Hunter de Yoshihiro Togashi. Pareciera que la pandemia o la situación económica no afectan tanto a la editorial nacional que supo volverse internacional. Los hits actuales de Japón también aparecieron: Chainsaw Man, Shuumatsu no Valkyrie, Dragon Ball a color (punto aparte para esto, más adelante), la vuelta en tomos dobles de Shaman King, Beastars (también en tomos dobles), Spy x Family, Gokushufudo (Yakuza amo de casa), Carole and Tuesday, Black Clover... Y esto sin olvidar los anuncios para el año que viene (que bueno, al fin y al cabo, se anunciaron este año): La increíble invasión mongola de Shintaro Kago, Subarashii Sekai (Mundo maravilloso) de Inio Asano, la versión Kanzenban de 20th Century Boys y Rent a Girlfriend (Kanojo, Okarishimasu), por tirar algunas.

Hay otros mangas con menos movimiento o popularidad entre los lectores generales (pero quizás más atractivos al exclusivo de manga o el que esté en la movida del anime), como Rising of the Shield Hero, Shigatsu wa kimi no uso (Your lie in April) o We Never Learn.

Sin duda alguna, Ivrea y su catálogo están en la cima y muy tranquilos en cuanto a publicaciones de manga respecta. Seguimos con series como One Piece, Death Note, Seven Deadly Sins, The Promised Neverland… Variedad y calidad. Y hablando de catálogo...

Ivrea Lanza su portal digital de venta directa, La Comiquería

Escribe: Diego Labra

Apurada por la pandemia y la cuarentena que ésta parió, Ivrea debió apurar en el horno a un plan que de todos modos venía cocinando hace rato: el lanzamiento de su propio storefront en internet, llamado en un guiño para entendidos, La Comiquería.

Con esta iniciativa, la editorial pasa a controlar, por lo menos cuando realiza una venta mediante esta vía, la totalidad del circuito comercial: licencia los mangas en Japón, los traduce, retoca y edita (aunque los manda a imprimir a imprentas de terceros), los distribuye con su flamante brazo de logística propia y finalmente lo venden en su propia “Comiquería”.

Controlar del circo entero es obviamente beneficio, pues al quitar intermediarios aumenta la ganancia de la empresa. Pero también es cierto que esta plataforma debe existir en un delicado equilibro con un consolidado, aunque golpeado, circuito de comiquerías del cual Ivrea se ha beneficiado la década pasada (Oberto dixit). Por eso se ofrecen condiciones de ventas similares a la mayoría de los comercios del rubro, solo habilitando descuentos más grandes para fiestas específicas de retail como Cyber Monday. Otro punto de tensión para atender este venidero 2021.

Dragon Ball Color llega a los kioscos de diarios gracias a Ivrea y La Nación Colecciones

Escribe: Diego Labra

Dragon Ball Color.
Dragon Ball Color.

A lo Beyonce, el lanzamiento de edición a color de las sagas que componen Dragon Ball Z en kioscos de diarios se hizo de callado, y la estrategia fue premiada con la viralización de fotos en grupos comiqueros de los gratamente sorprendidos.

Si bien los coleccionables comiqueros distribuidos por grandes diarios no son una novedad (acaso una lista similar a esta, pero para la década pasada, lo pondría como LA tendencia del mercado), si representan una alianza novedosa, tanto para Ivrea en particular, y para el manga en general. La edición paralela de las sagas que componen lo que en el anime es Dragon Ball a secas por Ivrea en solitario deja en evidencia los beneficios de la movida: un precio lanzamiento de literalmente la mitad, y el alcance mediático con publicidades en televisión, internet, gráfica, etc. Todo a cambio de una cesión ínfima de la calidad que, sinceramente, yo no noto.

¿Será la década que se abre el comienzo del reinado de los coleccionables de manga en los kioscos (con todo lo bueno y lo malo que eso tiraría)? Poniéndonos negativos esto le daría más credibilidad a la versión de saturación, le sumaría otra presión a las comiquerías, y sería difícil que de todos modos se alcance un éxito similar con cualquier otro título que no sea Dragon Ball. Y, sin embargo, la perspectiva de tankos editados a dos manos entre una editorial y un diario, distribuidos a todo el país, publicitados en tv y lanzados con precio promocional de alrededor de $250 es una noción que no deja de ser atractiva.

La “guerra” entre Ivrea y Panini se calienta

Escribe: Diego Labra

Este ítem es un poco hacer trampa, porque es una suerte de “catch-all” para varias tendencias que se materializaron en el mercado de manga argentino este pasado año: la agresiva expansión de los catálogos con el lanzamiento de más de dos docenas de series nuevas (y la promesa de muchas más para el 2021) alcanzando la edición de cuarenta y pico de libros mensuales; la “puesta al día” del mercado, pues muchos de esos títulos, acaso la mayoría son novedades, y algunos como Spy X Family representan un nuevo récord en la velocidad en que un éxito de Japón llega al pais; la diversificación de los catálogos con la aparición de licencias pesadas bajo el género BL, yuri, seinen; y una maduración del mercado expresada por la reedición de mucho material ya editado.

Pero ciertamente el título no es mentiroso: todas estas cosas que pasaron en el 2020 pueden rastrearse de una u otra manera al avance de la colosal extranjera Panini a por el mercado local, y la respuesta de Ivrea, la “multinacional nacional”, por retener su posición de líder del manga en Argentina. Solo el tiempo dirá si este choque de titanes termina siendo en el global beneficioso para los lectores (hoy contentos con la expansión de la oferta y la “guerra” de precios que contiene la espiralización de los aumentos), o finalmente lo damnifica llevando al mercado hacia la saturación y la explosión de una burbuja.

Sin más que decir, ¡esperemos un 2021 mucho mejor!

Dejá tus ComentariosDejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.