Belzarek
Historieta Argentina

Belzarek

Conspiraciones demoníacas

Por: Maximiliano Britos - 10 Oct 2019 Se lee en: 2 mins

Belzarek de Gorgona Ediciones, escrita por Gustavo Schimpp y dibujada por Horacio Lalia, nos cuenta una historia de conspiraciones en el infierno entre los altos mandos bajo las órdenes de Lucifer. Un humano cargará con una pesada cruz en esta historia oscura.

Entre idas y venidas, finalmente la historia completa de Belzarek es editada en Argentina.

¿Quién es Belzarek?

Es el tercero de los doce. Uno de los demonios más poderosos del infierno. Su nombre, cuenta el autor en el prólogo de Diego Arandojo (cuya lectura recomiendo) que el nombre es una fusión entre un personaje de Star Trek (Sarek) y la partícula "Bel" que tanto se repite en demonios. La historia es, sacando los nombres de personajes y demonios, simple: Hay un complot en el infierno, y Belzarek es víctima de un ataque. Moribundo, buscará a su heredero de sangre: un humano llamado Chretien de Beziers, para que lo reemplace.

Chretien de Beziers
No, no fue un sueño.

¿Y entonces?

Y entonces, pobre Chretien. Inquisición, brujas, demonios, clérigos corruptos y el replanteamiento de la fe, hacen de esta lectura de aproximadamente 140 páginas, un interesante paseo narrativo en una ficción con mucha carga y crítica sobre el accionar de la iglesia y la insensatez del hombre.

Sobre el arte

Horacio Lalia no necesita presentación. Como lo definió un amigo mío "Lalia te dibuja muchísima gente adentro de una caja de zapatos", y es terriblemente cierto. El detalle, la cantidad de personajes y objetos que pueden aparecer en una de las tantas viñetas por páginas, es impresionante. Imposible no admirar el nivel de dedicación del artista. Sin embargo, se puede volver fastidiosa le lectura con la predisposición de viñetas características del autor, que dificultan un poco la lectura y le quita fluidez. Quizás con una divisón de cuadros ordenada esto no pasaría, pero los globos de diálogo incluso tienen posiciones raras.

Probablemente, otro autor que no sea Lalia necesitaría 50 páginas más para poder narrar lo mismo con sus ilustraciones. Loable y admirable lo expresivo y oscuro que puede ser, en una historia barroca que es perfectamente ambientada y transmite la oscuridad al lector, oscuridad que sufre Chretien.

Belzarek sin piedad
Belzarek, sin piedad.

¿Y el guion?

Schimpp claramente sabe lo que escribe, y es muy probable que la idea final del recorrido la tuviese pensada apenas escribía la primer página. El escribir sobre la marcha claramente no es su caso. La historia es contada en tercera persona, y el narrador pareciera el de un comic clásico de fines de los 70s o principios de los 80s, contando todo lo que sucede y empleando un léxico que ambienta en época.

El uso del español antiguo y de ciertas palabras que jamás usaría una persona que puedas conocer en la vida real en el presente, le añaden su encanto. La forma de retratar a los personajes en sus problemas, designios, planes y sufrimiento, se logra perfectamente. Gustavo pareciera ser un escritor de la corriente Mazzitelli, narrador de épicas fantásticas que se potencian muchísimo con artistas como Quique Alcatena o el presente Horacio, que pueden dar vida a un sinfín de criaturas espeluznantes, detalles surrealistas y una oscuridad nacida de una imaginación difícilmente plasmable.

Y sí, hay giros que uno no se espera y que son muy bien llevados en tiempo, pese a que la trama pareciera ser predecible en más de una ocasión.

¿Lo recomiendo? Sí, sin dudas.

Dejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.