Pasar al contenido principal

El mundo de Alejandro Farías

Entrevista al guionista y coeditor de Loco Rabia

El mundo de Alejandro Farías
Por: Matias Mir el Lun, 04/03/2019 - 14:00 - Se lee en: 8 mins

Alejandro Farías, oriundo de Bahía Blanca, es una de las figuras más importantes del mundo de la historieta argentina contemporánea, tanto por su extensa y prolífica carrera como guionista de más de veinte libros como por su labor como coeditor del sello Loco Rabia, que en 2018 cumplió sus primeros 10 años (tema del que hablamos en una entrevista con su socio, Marcos Vergara). Tiene la característica de ser uno de los autores modernos con la producción más caótica de nuestro país, por lo que le pedí su ayuda para armar una página de Wikipedia con su bibliografía (aún en proceso), al igual que ya hicimos con la de Juan Sáenz Valiente. Abusando de su generosidad, aproveché para hacerle algunas preguntas durante un almuerzo en el barrio de Belgrano.

Sólo en 2019, Farías publicó el primer libro del año: “Mio Cid”, con arte de Antonio Acevedo y con apoyo del Centro Cultural de España en Buenos Aires (CCEBA), y en febrero anunció la salida de su segundo libro: “Raymond”, con dibujos de Leo Sandler y coeditado con Karkass Ediciones. Respecto a la primera de estas novedades, Farías comenta “Tendría que haber salido en Noviembre pero se retrasó. Probamos sacándolo en Enero, cuando nadie saca libros por las vacaciones, y la repercusión fue increíble”. Este libro, adaptación del clásico canto anónimo, es la última de las colaboraciones anuales entre Loco Rabia y el CCEBA, con quienes ya publicaron “Ortega y Gasset”, “Don Juan Tenorio” (“una de las adaptaciones más lindas que hice”) y “Salamanca: A vuelo de pájaro”, además de las “Novelas ejemplares de Cervantes a la historieta”, proyecto que coordinó Alejandro. Respecto al Mio Cid, comenta que parte del éxito consistió en que le escribieron muchos profesores, interesados en el libro como material académico.

Su última novedad, Raymond, tiene bastante trasfondo: “Primero fue un proyecto para la revista G7, pero solo llegaron a publicar la primera historieta. La segunda salió en la revista digital Tundra y después la seguimos porque nos gustaba el personaje, ya había cobrado vida propia”. El personaje tuvo también una historia de 24 páginas en Burlesquitas y desde entonces quedaron las ganas de editarlo como libro. “Hay un conflicto entre ser guionista y editor: siempre le doy más prioridad a los libros de los demás que a los míos. Aprovecho cuando sale algún fondo para editar lo mío”. Por suerte, la chance finalmente se dio cuando Leo Sandler ganó un fondo santafesino para armar una editorial en base a su primer libro. Esa editorial es Karkass, y el libro, Raymond.

¿Cómo hace alguien para escribir 26 libros de historietas y editar más de 100 libros y producir simultánea y constantemente historietas de calidad? “Todas las noches me tomo dos horas para escribir. Escribo 2 o 3 proyectos en simultaneo. Trato de alternar entre proyectos: si estoy haciendo una tira como Zacarías, después quiero hacer ciencia ficción, como Antídoto. Me gusta ponerme a prueba y experimentar”. En su bibliografía hubo libros más difíciles de producir que otros, como es el caso de La vida está en otro lado, ganador del Fondo Nacional de las Artes 2010 pero editado recién en 2018 por Hotel de las Ideas. “Los que más me costaron fueron ese, “¿Qué he ganado con quererte?” y uno que va a a salir este año por Tren en Movimiento, “Marilyn”, que trata sobre un hijo y un padre homosexual”. Los tres tienen en común premisas basadas en hechos reales que requirieron de mucha investigación. “La vida…” parte de una tesis sobre los suicidios de Alfonsina Storni, Leopoldo Lugones y Horacio Quiroga, y “¿Qué he ganado…?” sobre la vida de Felisberto Lugones. “Yo sabía que había tenido una esposa que había sido espía rusa y siempre quise hacer algo con eso”. Respecto a “Marilyn”, “trata sobre la homosexualidad durante la dictadura. Llevó mucho tiempo de investigación”.

Una voluntad por encima del estilo

Respecto al resto de su producción: “Me gustan y no me gustan todos. En algún punto esa manera de escribir en tiempos muertos hace que las obras nunca estén del todo perfectas, como apuradas. Es una especie de voluntad por encima del estilo. Eso hace que no me terminen de gustar del todo. A “Mi Buenos Aires Querido”, por ejemplo, hoy le veo muchos defectos, pero en su momento fue muy importante para mí en el ambiente, hizo que me contactaran varios dibujantes”. Particular atención merecen sus adaptaciones de ópera y teatro, tanto las colaboraciones con el CCEBA, su serie “Teatro en Viñetas” y las basadas en la obra de Eduardo Rovner: “El Hombre Lobo” y “Viejas Ilusiones”. “Me enseñaron a escribir historieta. Yo venía del palo de la literatura y en Mi Buenos Aires Querido eso se nota mucho. Usaba mucho el recurso de la voz en off y no me despegaba de la narración. Con Teatro en Viñetas entendí que los personajes actúan, que hay una tensión en la historieta entre lo que decís y lo que mostrás”.

Adueñarse e irse a la mierda

Ante la incógnita de si se siente más cómodo con guiones propios o con adaptaciones, la respuesta me sorprende: “Me siento más cómodo adaptando, me da más libertad. Exceptuando Teatro en Viñetas, donde la idea era mostrarle historieta al que le gusta el teatro y teatro al que lee historieta, me gusta irme a la mierda, adueñarme del texto y concentrarme más en cómo contarla que en qué contar”. Hay una anécdota al respecto: “Con “El Hombre Lobo” me pasó algo muy copado. La hice por encargo de Eduardo Rovner, el director, con el que ya habíamos trabajado con “Viejas Ilusiones”. En esa discutimos bastante respecto a qué contar y qué no. Yo quería recortar mucho pero él estaba muy enamorado de su obra. Quedó muy cargada de texto y yo se lo dije, y cuando salió la primera crítica eso lo remarcaron, así que para “El hombre lobo” me dejó total libertad. Al final me dijo que quedó tan bueno que iba a repensar la obra de teatro, y eso me pegó mucho porque sé que él quiere mucho a esa obra. El estreno fue medio trunco, para mí tiene muchos géneros en conflicto, por eso en la adaptación me decanté por uno, reduje el humor y me fui para el lado del suspenso y creo que funcionó”. “El Hombre Lobo” ganó el premio Banda Dibujada 2018 a la mejor obra adaptada.

En lo que refiere a premios, Farías tiene problemas para acordarse todos. “Tuvimos menciones o premios en casi todos los Banda Dibujada. Con “La vida…” tuvimos una mención del jurado en el Concurso Ñ. “¿Qué he ganado…?” ganó un premio fondo concursable de Uruguay. También gané un premio nacional de obras teatrales inéditas con una obra de teatro que todavía no se estrenó, “El Amante de Goma”. Al parecer había un proyecto para sacar un libro con esos guiones teatrales ganadores, pero no hubo más noticias.

La vida es un caos

Pasando a su labor como editor, le pregunto por su criterio a la hora de decidir el catálogo. “Los títulos se dividen en tres categorías: primero lo propio, lo mío y lo de Marcos. Después está un grupo de autores, los de nuestra generación y con los que nos formamos, como Alcatena, Pares, Santullo o Jok. Siempre tratamos de darles un espacio. Lo demás es lo que nos llega. No buscamos mucho porque trabajamos con la idea de que la editorial puede deshacerse en cualquier momento porque la vida es un caos y no nos gustaría contactar a alguien, decirle que vamos a sacar su libro y después no poder cumplirlo. Si alguien nos gusta lo ponemos en un listado con un año tentativo de publicación y esperamos llegar. El año pasado cumplimos con todos menos con Jorge Quien y su obra “Pocketland”, que va a salir en marzo”. Grandes obras del catálogo de Loco Rabia nacieron de autores que los buscaron a ellos: “”Ah-re” de Tiana nos llegó por mail. Lo mismo “Urgh” de Telémaco, nos gustó y le dimos para adelante. El de Fede Pazo que va a salir ahora nos lo mandó a nosotros y a los chicos de Hotel y decidimos coeditarlo”.

Hay dos maneras de hacer las cosas”, dice Alejandro, “encajar en lo que existe o armar algo paralelo. Yo siempre me sentí más cómodo armando mi propio camino porque de la otra manera no me sale, por eso armé mi propia editorial en vez de buscar que otras me publiquen”. Esa es su filosofía a la hora de proyectar el catálogo de Loco Rabia a los mercados internacionales. “Nuestro catálogo me parece difícil para las grandes editoriales como Norma, y siempre veo que todos quieren entrar ahí. Yo pensé “Debe haber otras Loco Rabia en el mundo, me voy a entender mejor con esas”. Estuvimos trabajando los últimos dos años armando una base de datos de editoriales que compartan nuestro estilo y a mandar mails, como ya nos pasó a nosotros, por ejemplo, con “Mr. Crabb y el paraíso”. Ese libro no está publicado en ningún lado, él nos lo mandó por mail y lo publicamos. Si yo le mando un mail a una editorial finlandesa es probable que le pase lo mismo que a nosotros con un correo de Taracido”. La estrategia parece estar dando frutos: “”El dormilón” va a salir en China, eso fue un experimento. También ya cerramos que “Info Comics” se publique en Italia y un libro de Quique Alcatena en Polonia”. Hace poco, “Reflejo” se publicó en Brasil por la editorial Red Dragon. “Eso fue cosa de Jok, que está en su auge, viajando y haciendo contactos en todo el mundo”.

Algo de lo que me interesaba hablar puntualmente era del E-Zine de la editorial, una propuesta moderna de Web Comics gratuitos que permite darle visibilidad a muchos autores, tanto nuevos como consagrados. En la plataforma tiene muchas series, varias al momento pausadas: “Yo venía con una producción bastante estable hasta 2017, trabajaba como productor general en una compañía de ópera y me quedé sin trabajo. Tenía medio la vida armada con un ritmo determinado y en el 2017 cierra la productora y corté un poco la escritura, fue un año muy difícil, cambié de rubro, ahora trabajo en publicidad. No pude dedicarle mucho a la escritura. Recién ahora estoy retomando el ritmo y tengo muchas historias del E-Zine que quedaron medio truncas”. Por suerte, las cosas parecen estar cambiando: “En “Descenso” le debo los guiones a Victor, pero ”Purretes” tiene el guion completo casi armado, solo falta que Andrés lo dibuje. Esa última tira nació de la misma forma que “Viejas Ilusiones”, yo sentía que no había mucho humor de ancianos”.

“Antes escribía un capítulo de cada serie y mientras lo dibujaban escribía el capítulo de otra”, continúa Farías, “ahora escribo todo el guion de un saque. Ahora mismo estoy terminando de escribir “Antídoto”. Quiero terminar todos esos proyectos, porque además tengo una novela y un libro de cuentos que nunca puedo terminar. La literatura toma más tiempo”.

Hablando de las otras series que se publican en el E-Zine, me comenta el criterio que siguen para elegirlas: “Nos mandan muchos proyectos de publicación y nosotros podemos publicar un número finito de libros así que tratamos de darles un espacio ahí a los que más nos gustan- Hay un cierto límite, porque si no habría un millón de historietas publicadas. Tratamos de mantener tres por día. Si vemos que está bueno pero está muy lejos de un libro o no podemos prometer un libro ahora, lo consideramos para el Zine”. ¿Y después del Zine, puede salir el libro? “En varias nos gusta el autor pero no creemos que pueda ir a libro todavía. Salir en el Zine no garantiza que se imprima. Dicho esto, obras como Estrella Roja, Menos Peor, Antídoto y Nathaniel Fox es casi seguro que van a salir en papel”.

Una vez revelado eso, es imposible no preguntar por las futuras publicaciones de Loco Rabia, un poco de spoiler para el coleccionista. “Va a salir una antología, “Morir a los 27”, sobre los músicos de rock que murieron a esa edad. Seguramente “Los Jinetes” de Alcatena, y también un nuevo libro de Scafati, al estilo de “Cadáver Exquisito”. Están en producción un libro ilustrado sobre la época dorada de los efectos especiales en el cine de terror y el surgimiento del FX y una historieta de estilo más infantil de parte de Tiana. También tenemos planeadas reimpresiones de “Basura” y “Acero Líquido”.

¿Y de Alejandro Farías va a salir algo nuevo? “Ahora sale Raymond, y después debería salir “Marilyn” por Tren en Movimiento. Tengo una novela con arte de Pedro Mancini desde 2010 que nunca puedo terminar de corregir. Veremos si este año puede salir”.

Por último, como es costumbre, le pregunto qué historietas estuvo leyendo recientemente. “Estoy leyendo “Mundo Idiota” de Peter Bagge. Hoy seguramente me pase por Fábrica de Historietas y me lleve algo. Las últimas cosas que me llevé, “Alienígena” de Femimutancia y “Beatnik Buenos Aires” de Arandojo y Percio me gustaron mucho. Tengo muchas ganas de leer “La Barranca de la Muerte”, hoy seguro me llevo ese”.

Finalmente le pido que me firme unos libros mientras seguimos charlando off the record. El guionista y editor se detiene en uno de ellos, “La fábrica”, editado en 2010 por Loco Rabia. “Este no te lo puedo firmar”, me anuncia, “no tiene espacio para la firma”. Ante mi reclamo, la respuesta es firme: “Echale la culpa al editor”.


Dejá tus Comentarios


Crack Bang Boom #10 2019 del 10 al 13 de Octubre
Votá Premios Trillo 2019

Relacionados

Apoyanos!

Ayudanos a seguir manteniendo actualizado el sitio con una contribución en KO-FI.