Historieta Argentina

Jim Morrison: El rey lagarto, de Saracino y Alcatena

La historia de la estrella de Rock

Por: Maximiliano Britos - 05 Dic 2020 Se lee en: 4 mins
Jim Morrison: El rey lagarto, de Saracino y Alcatena

Jim Morrison es uno de esos íconos de la música que tarde o temprano, uno termina conociendo.
De la mano de Luciano Saracino y Quique Alcatena -guionista y dibujante respectivamente que no necesitan ningún tipo de presentación- llegamos a un libro que forma parte de una colección de "novelas gráficas del Rock". Primero editada en portugués hace ya muchos años, y ahora en español, por fin podemos conseguir en Argentina "Jim Morrison: El Rey Lagarto" por Ediciones Continente.

El poeta del caos

Jim Morrison fue el carismático líder y voz de The Doors, y miembro del trágico club de los 27. Su talento y personalidad supieron resonar en un mundo turbulento y volverlo un emblema de la música. Y los torbellinos que suelen atrapar a las estrellas, los vicios, los males... todo forma parte de una persona, una construcción social, una figura legendaria e ícono musical que supo dejar su huella de forma permanente en el mundo con su poesía desgarradora.

Días extraños.
Días extraños.

En esta obra, recorreremos su vida musical, pero no en forma de documental, sino en forma de historia. Inicios, momentos importantes en su vida, encuentros y, como toda historia, el final. Saracino explica en el prólogo del libro que no le interesaba ni siente atracción por la idea de contar una biografía con fechas y citas de forma cronológica: "No me gusta leer la vida de una persona si no me la cuentan como si fuese un cuento. Mucho menos me interesa escribirla", dice el guionista y escritor. Así es como, la búsqueda de un escritor buscando una tumba, y la de un poeta buscando la muerte, dan inicio a esta obra.

Citando a Luciano Saracino en el prólogo del libro:

"... Se trataba del mundo posterior al asesinato de Kennedy, de los ensayos nucleares, de las luchas por los derechos civiles, de la mujer gritando por su lugar en el mundo, de la guerra fría, de Vietnam, del Che Guevara en el Congo... Se trataba de un tiempo en el que comenzaba a desaparecer esa inocencia que trajeron los primeros sesenta en donde parecía que la historia iba a jugar, una vez, del lado de los buenos.  Jim Morrison estaba  punto de vivir el fin del sueño y, de hecho, lo viviría cuando asesinaran a Martin Luther King, cuando la familia Manson hiciera sus estragos, cuando lo mejor de su generación -él incluido- se desperdiciara en manos de las drogas y el alcohol".

Esta es la carta introductoria al universo en el que se mueve Jim Morrison, esa época musical donde la protesta, la locura, los derechos y los movimientos sociales ponían patas para arriba el mundo, y hoy en día se sigue hablando de ello.

El Rey Lagarto

Uno de los tantos apodos de Jim era "El Rey Lagarto", y la historia del libro va a girar mucho en torno a ello. Los inicios en el mundo de la música, los cruces con ciertas personalidades, los problemas a la hora de presentarse, las composiciones, y el inevitable final, son básicamente los puntos que se tocan en la obra.

Fiesta y un tal Andy.
Fiesta y un tal Andy.

¿Y por qué le dicen Rey Lagarto? Si son fans de Morrison (Jim, no Grant), deben haber escuchado alguna historia al respecto. Y en caso de no saber... lean el libro, que con la explicación de Saracino y la genialidad del dibujo de Alcatena para volar por el mundo de la imaginación y plasmarlo en papel, va a alcanzar y sobrar para que no se lo olviden nunca. Parte de la vida de Morrison fueron mentiras, engaños, o fantasías. Pero las mentiras pueden ser ciertas, y las fantasías no implican irrealidad.

Las puestas en página, los delirios místicos, la psicodelia y la locura acompañan a Jim en su viaje, donde Alcatena le pone un empeño hermoso retratando tanto las escenas en otros planos de realidad, como la charla más mundana donde pueda aparecer Andy Warhol o Janis Joplin.

Break on through (to the other side)

Por un lado, Saracino no podía dejar de lado su premisa de contar una historia más que una biografía, lo cual logra perfectamente. He prestado el libro a alguien que solo escuchó algunas canciones de The Doors y no tiene idea de nada más, y la pasó bárbaro aprendiendo sobre el personaje, su vida y su muerte. Y yo, como fanático de Jim Morrison y de toda contracultura musical, me encontré con un libro con mucho amor, mucha documentación, para nada datos duros y molestos, y unas ilustraciones increíbles que nos transportan a la mente del Rey Lagarto, el Poeta del Caos, Mr. Mojo, The Shaman... O Jimbo, como le decían algunos de sus amigos.

En definitiva, si tengo que encontrarle algo malo al libro, es que le faltan al menos 30 páginas (¡y eso que esta versión tiene más que la original!) Y no es que se sienta gusto a poco o falte desarrollo. No, señor. Es que no alcanza para saciar el apetito. Un trabajo tan bien hecho, con un Alcatena que claramente disfruta muchísimo de la música y de plasmar con su inventiva escenas etéreas que nos remiten al shamanismo mismo que emanaba Morrison en el escenario (la escena de "las puertas" es tanto poética como mágica), nos dejan una mística historia.

El rey lagarto y algunos músicos conocidos.
El rey lagarto y algunos músicos conocidos.

La desgarradora escena del final, la trascendencia de Morrison, las dicotomías en su vida, la mentira disfrazada de verdad (o verdad disfrazada de mentira, mejor dicho). La ficción que crea al personaje que todos conocemos y nadie realmente llegó a conocer, con su ímpetu característico. Si hay algo bien logrado, es lo difícil que es empatizar a veces con el personaje, pero lo fácil que es entender por qué es así y por qué no cambia. Magnífica caracterización del guionista, que se luce en este aspecto. Y sin embargo Alcatena no puede dejar de acompañar, no solo con sus magias características, sino con una secuencia por momentos frívola como el mismo JIm, y por otros completamente psicodélica y caótica... como el mismo Jim. El arte implica expresar, y justamente expresar es lo que mejor les sale a los autores en este libro que tranquilamente, más que un cuento y ya (como lo define Luciano), es también un gran homenaje.

Riders on the Storm

Simple, sencilla, y sin embargo magistral. Desconozco los gustos musicales de Luciano Saracino, pero sin lugar a dudas, me quedaré con las ganas (al menos por ahora) de ver el comic de Brian Jones por Alcatena.

¿Recomendado? Si te gusta Jim Morrison, sí. Si te gusta Alcatena, sí. Si te gusta Saracino, sí. Si no conocés a Jim y a los autores, una excelente oportunidad para meterte de lleno en un mundo musical hermoso que te va a acompañar de por vida, de la mano de dos autores consagrados cuya fama es bien merecida.

Dejá tus ComentariosDejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.