fbpxRakas, de Paula Andrade | Ouroboros World
Historieta Argentina

Rakas, de Paula Andrade

Un frío tango finés hecho historieta

Por: Alejandro Caminos - 17 Nov 2019 Se lee en: 3 mins

Más de una vez se dijo que los artistas deben reinventarse o, en su defecto, buscar una nueva forma de comunicar con su arte. Dos años después, Paula Andrade logra este cometido y más en Rakas: Un tango con 12,938 km de distancia. Una crónica de viaje de sus tres residencias en Finlandia, transformada en historieta y bajo su sello, Gutter Glitter.

TRAMA

Rakas en finés significa "querido". En este sentido, el libro narra las vivencias de Paula en sus visitas al país nórdico y con el cual logró establecer una relación fuerte de pertenencia y afecto, visto desde las personas que la acompañaron o los paisajes que frecuentó. El conflicto es tan introspectivo como personal. Allí vemos sus problemas con el idioma o la vestimenta. Sin embargo, lo importante es el viaje dentro del viaje. El camino que hace dentro suyo para transformarse como persona y artista. Es así que, en forma episódica, somos partícipes directa o indirectamente de una metamorfósis que, según la propia Andrade, está lejos de terminar.

UN TANGO EN TIERRAS HELADAS

Entre otras cosas, el tango se caracteriza por tener un ritmo melancólico y fuertemente sentimental. Andrade supo congeniar estas dos virtudes tangueras en un libro que, a pesar de suceder en un país que nos es tan ajeno, se siente como propio. Allí supo encontrarse con la mítica figura de Carlos Gardel, quien por una cabeza y gracias al sonido fino de un violín le borró su tristeza y hasta le piantó un lagrimón.

En esa impronta y fiel a su estilo, la guionista y dibujante también se mete en el merengue de un gran cambalache. Para luchar en forma gráfica y criticar parte de las posturas en la escena de la historieta nacional, respecto al rol de la mujer en dicho ámbito, las injusticias y los prejuicios establecidos.

En este sentido, Andrade es genuina y se muestra tal cual es, en un viaje en el que conocemos varias aristas que están por fuera de su rol de artista. Como su gusto por los videojuegos, la relación con su padre o su reconciliación con la música latina. Es en esa forma legítima en donde la artista no se esconde en la máscara de la ficción, para darnos una crónica de viaje con sonido a bandoneón y cisnes.

Esto se nota directamente en las tapas de esta obra y su predecesora, Cría Cuervos. Mientras en la primera ella se muestra desafiante y de frente, rodeada de una bandada de cisnes y sobre un lago congelado; en la segunda a "la protagonista" se la observa de costado, apenas visible por la bandada de cuervos que cubren casi la totalidad de su rostro y parada sobre un fondo oscuro y sin forma. En este sentido, un gran punto a la idea y la línea editorial.

Cuervos y cisnes. Dos bellas tapas con continuidad y diferencias.
Cuervos y cisnes. Dos bellas tapas con continuidad y diferencias.

Si en Cría Cuervos Andrade logró un clima fuerte, oscuro y casi claustrofóbico, en Rakas hay mucha luz y goce. Todo con el misticismo y el simbolismo que maneja la escritora en sus publicaciones. En cada página también desnuda cada una de sus influencias y su amor al cómic. Es así que Rakas es Kurumada, es Ito, Tenniel, Alcatena y Araki, entre muchos otros. Sin perder de vista y más fuerte aún, que todo desemboca en la impronta única de Andrade.

Junji Ito presente en la obra de la autora argentina.
Junji Ito presente en la obra de la autora argentina.

CONCLUSIÓN

En lo personal, al principio me costó entrar en la propuesta de la autora. Ya sea por su formato casi temático o episódico... o por tratarse de una crónica de viaje. O tal vez por lecturas que previamente ya tenía conmigo. Sin embargo, la narrativa nos invita a ver sus tres residencias en las ciudades de Helsinki y Kemijarvi, a través de una ventana bien cristalizada, casi invisible. En otros pasajes, este marco desaparece por completo y nos hace parte de la travesía a través de distintos mecanismos. Al margen que el arte más de una vez nos detiene en una página para reflexionar, como en la escena del lago congelado. O para deleitarnos, como en la parte del "kaiju espeluznante finés" y que puede verse en la contratapa.

Una de las páginas más hermosas dentro de Rakas.
Una de las páginas más hermosas dentro de Rakas.

Es por esto que en este libro vemos una nueva transformación de su creadora, quien también adquiere una nueva voz más íntima. Y a su vez nos invita a que sigamos el canto de sirenas. Porque no importa el destino, el país o el barrio. Sino el hecho de que siempre estamos llegando.

Dejá tu comentario para participar
Se sortea en

Dejá tus Comentarios y Ganá