fbpxDark Country, de Thomas Ott | Ouroboros World
Comics

Dark Country, de Thomas Ott

Loco Rabia y 2D nos traen una nueva vieja obra del historietista suizo, que ya casi podemos sentir como propio.

Por: Guido Barsi - 29 Oct 2019 Se lee en: 3 mins

¿Quién dijo que nuestras editoras no pueden publicar autores extranjeros poco conocidos en el ámbito local? Creo que nadie, pero no deja de ser llamativo cuando sucede por fuera del género de superhéroes, en los que sí es una práctica más normal y menos riesgosa... o incluso en el manga. Pero la movida se vuelve más sorpresiva cuando no solo se publica a un autor extranjero sino que se lo hace por tercera vez. Debe haber pocos casos, siendo uno el de Thomas Ott con las editoriales Loco Rabia y 2D. "Dark Country" es la nueva publicación del autor suizo, luego de las dos geniales e imperdibles "El Número" y "Cinema Panopticum".

Te dije que había que girar.
Te dije que había que girar.

Observando un poco la tapa, nos llama la atención no solo que, a diferencia de las mencionadas obras, haya otros nombres: Thomas Jane. La primera pregunta que nos hacemos es "¿el actor?" para inmediatamente pasar a la segunda "¿es un error de imprenta?", preguntas que son respondidas en la contratapa. El actor de la mejor adaptación cinematográfica de "The Punisher" (que tampoco tiene mucha competencia, siendo las otras dos un enfrentamiento para saber cual es peor que la otra) es también el director de una publicación de comics en EE.UU. (Raw Studio) y le pide, con excelente ojo, a Ott realizar la adaptación del guion de Tab Murphy, del cual el propio Jane había llevado al cine él mismo en la cinta "Nido de Cuervos". De más está decir que el historietista aceptó el trabajo viendo la oportunidad que le presentaba para su estilo de historias mudas.

La historia es sencilla, hasta es llamativo que alguien quiera hacer tantas versiones de ella (originalmente es un cuento corto adaptado a película e historieta), incluso hay varias situaciones que ya hemos vistos en otras obras que hacen que el final sea un tanto cantado: una pareja recientemente casada recorre las rutas estadounidenses cuando atropellan en un accidente a un transeúnte. Y todo se complica aún más al notar que no está tan muerto como se creía. 

Lo que hace Ott con un guion tan sencillo es simplemente genial. Sin usar una sola palabra cuenta la historia sin un traspié, con una narrativa impecable, en ningún momento extrañamos el texto. Todo se entiende. Se las arregla muy bien con primeros planos y un impecable armado de secuencias. Maneja tan bien la narrativa que ni siquiera necesita cambiar el estilo para marcar la presencia de una escena de recuerdo: con un simple primer plano se hace entender y jamás se pierde la agilidad y ritmo del relato. 

¿Estás bien, amigo?
¿Estás bien, amigo?

El estilo no se aparta de lo visto en las obras ya publicadas. Un dibujo bastante realista plagado de negros y de líneas, sumado a un aire retro, la preferencia por los primeros planos y el excelente dominio de las expresiones de los personajes.

Cuando terminé el libro, me quedó ese interés por saber cómo era el relato original de Murphy o lo que había hecho Jane en la película... Pero se me esfumó rápidamente, mejor que lo que hizo Ott no puede haber. De todas formas, después de ver el trailer, da la sensación de ser dos adaptaciones bastante independientes entre sí, lo que la hace más atractiva para mirar después de leer el libro.

"Dark Country" es un relato sencillo con una historia que por varios momentos roza lo ya conocido (no pueden decir que ese final no era cantado), pero es la maestría de su autor en la narrativa lo que la destaca y entrega un libro entretenido y atrapante.

Dejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.