Comics

Future State: el Futuro es Hoy

Reseña del último evento de DC Comics

Por: Staff de Ouroboros - 05 Mar 2021 Se lee en: 10 mins
Future State

El Futuro llegó, hace rato

Por: Santiago Porro

Future State representa un triunfo de DC Comics. Un evento de “descarte”, dejado en manos de muchos talentos nuevos, con historias breves y bastante desconectadas entre sí, terminó dando, para sorpresa de muchos, resultados increíbles. Un flujo de energía nueva que hacía falta en DC (y en Marvel también), con historias muy originales y de géneros variados. Future State te hace creer que todo es posible, pero la sensación no es de un caos sin supervisión, sino que todas las historias se alimentan entre sí, dando una gran sensación al leerlo en conjunto.

DC llevaba un par de años turbulentos, con problemas detrás de escena que se reflejaban en historias desfasadas o alargadas. Las tardanzas de Doomsday Clock resultaron en que la línea de cómics que habían iniciado en Rebirth no culminara en nada, y la editorial debió estirar sus historias e improvisar eventos durante el camino (como Heroes in Crisis o Dark Nights: Metal) mientras esperaban a que todo se acomodara y los editores decidieran a donde querían llegar. El despido de Dan Didio hizo que DC cancelara la propuesta “5G” que Didio preparaba como el futuro de la editorial: se suponía que veríamos el reemplazo de los héroes clásicos por nuevos héroes, y el establecimiento de una línea de tiempo organizada entre las distintas eras de DC.
Entonces la pregunta fue ¿con que seguimos ahora? La rota continuidad de los títulos DC se organizó finalmente con Death Metal, era el momento perfecto para establecer con decisión el futuro de la editorial, pero los editores aún no se decidían,  y Death Metal empezó sin que los creadores supieran exactamente cómo iba a terminar. Mientras tanto, en el resto de las series regulares del universo (como Batman o Superman), los creadores llevaban meses plantando pistas para el “futuro 5G” que Didio quería crear. Algo tenía que hacerse con ese material. Si no iba a ser el 5G, ¿entonces qué?

DD
Bruce Wayne, el Dark Detective.

El resultado fue Future State: un mini-evento de dos meses compuesto por mini-series independientes de dos o cuatro números cada una, presentándonos un fogonazo de posibles futuros para los personajes DC. En términos materiales, significó un “descanso” editorial, una pausa a las series regulares de dos meses que les dió el tiempo de terminar de organizarse (algo que DC ya había hecho en abril y mayo de 2015 con el evento Convergence).
Algunas de las series de Future State trataron con las tramas pensadas para el 5G, mientras que otras plantearon conceptos totalmente nuevos, dejando volar la imaginación de sus autores. Este concepto tenía todos los elementos para ser un fracaso, para producir cómics de “descarte” que los creadores se sacaran de encima (como pasó con Convergence). Y sin embargo… el resultado fue impresionante.

Su brevedad te invita a leer rincones del universo o series que normalmente no considerarías, con historias autocontenidas que te satisfacen por sí mismas. Por otro lado, a pesar de que todas las historias son autoconclusivas, leerlas a todas te da una macro-imagen que beneficia todo, un poco como debería suceder siempre en Marvel o DC. Y además, Future State no parte de la nada. Da por sentado todo el pasado del universo DC. Los comics que hayas leído antes alimentan la mitología de las historias. Pero nada de ese material previo es necesario para entender las historias, todo se explica para nuevos lectores. Esto lo diferencia de otros eventos de breves “universos alternos” como Age of Apocalypse o Convergence.

Sin embargo, además de cumplir gratamente con puntos de los cómics tradicionales, Future State rompe los límites a los que estamos acostumbrados: no hay statu quo. No hay un interés por cuidar a los personajes para que duren muchos años. Cualquier cosa puede pasar. El único límite es la imaginación. Hay temporalidad. Los personajes pueden crecer, transformarse, morir, ser reemplazados. Future State nos permite ver cómo sería un universo compartido de superhéroes sin las limitaciones comerciales de una empresa preocupada por perdurar en el tiempo. Y sin las limitaciones, solo queda la imaginación y la diversión. La filosofía de Jack Kirby volvió a los superhéroes: el “cambio” volvió a las historias.

¿Todo es bueno? No, por supuesto que no. Al final del día, por buenos que sean los conceptos, todo depende de la ejecución que los autores les puedan dar, y hay variados niveles de calidad entre las distintas series. Sin embargo, el resultado es arrolladoramente positivo. Este experimento consiguió revitalizar a los personajes de un modo casi impensado, y la falta de límites argumentales hizo que nos dieran historias que nunca hubiéramos imaginado posibles. 

Future State inició oficialmente en enero de 2021, pero las pistas habían sido colocadas desde diciembre, y se podría decir que su inicio fue en el especial Batman Joker Warzone #1, en el que John Ridley empieza a escribir a su The Next Batman. Entre enero y febrero, DC publicó 23 colecciones que en total cuentan 51 números. 

Futuro(s) Imperfecto(s)

De todo el catálogo publicado, elegimos algunas de las historias que más nos gustaron para destacar lo mejor de cada una.

The Next Batman

Por: Santiago Porro

The Next Batman fue la serie más promocionada del evento, y una de las más controversiales. Es una serie extraña, con tramas abandonadas a la mitad y una historia tan pequeña que te hace preguntar por qué eligieron contarla. Es más que posible que se tratara de un guion pensado para una serie regular que usaron para la miniserie sin darle ninguna conclusión. Y a pesar de todo eso… funciona. 
John Ridley es un maestro escribiendo voces de personajes, y su nuevo Batman posee una voz y un estilo propio y súper interesante, que NINGUNA otra serie de Future State pudo recrear en sus posteriores apariciones (series como Dark Detective, Nightwing o Justice League). Este Batman es una criatura propia de Ridley, y está más que claro que existe en un universo cuidadosamente creado para él. El comic no muestra a su familia, a los detectives del nuevo Gotham, los políticos, los abogados. Es un pantallazo de un mundo distinto al nuestro (con imágenes que no siempre es fácil comprender por qué estamos viéndolas), pero que se disfrutan a pesar de todo por la calidad de la escritura de Ridley
No pierdan la oportunidad de conocer este universo, que se complementa con las historias de Ridley para Joker War Zone #1, Batman Black and White #3 y The Next Batman: Second Son

Wonder Woman 

Por: Bob Blondieness

Esta serie se ha convertido quizás en una de las favoritas del público, y los motivos sobran.
Joëlle Jones realiza una labor integral magnífica, hermosa en la faz gráfica, con una potente paleta de colores que le da una identidad visual única.
El argumento nos trae a Yara Flor, una nueva Wonder Woman oriunda del Amazonas, a quien vemos transitar su propio camino del héroe, con reminiscencias directas a “La Canción de Orfeo” y otros mitos, tanto clásicos como modernos.
El resultado es una fábula instantánea, cargada de potentes metáforas y un profundo mensaje. 
Yara ya llegó, apurate a conocerla cuanto antes.

Kara Zol-El: SuperWoman

Por: Santiago Porro

Kara
La particular apuesta de SuperWoman.

SuperWoman no solo es un comic situado en el futuro, sino que se siente como un comic HECHO en el futuro. La historia retoma elementos clásicos de los comics de romance de los 40s y 50s y los reinterpreta para contar una historia completamente original sobre las emociones e imaginar como sería una sociedad más avanzada. Leer la historia se siente extraño, como ver a seres alejados de la humanidad común. SuperWoman no solo puede vivir más años que los humanos normales, sino que usó esos años para reflexionar sobre sí misma y crecer. Es una historia hermosa y que solo podría haberse contado en Future State. Es de mucho valor además como la narrativa se vale de toda la historia de Kara y su relación con su familia y con Krypto para demostrar qué es lo que la convirtió en la adulta que es. El arte posee una paleta de colores pasteles y composiciones de página poco convencionales que lo vuelven hermoso de mirar.

Suicide Squad

Por: Bob Blondieness

SS
¿El Suicide Squad?

Estos últimos años estuvieron cargados de relatos protagonizados por versiones malignas de los héroes clásicos, cada vez más populares entre los lectores.
Haciendo eco de esa tendencia, la dupla creativa conformada por Jeremy Adams y Robbie Thompson asume el desafío y levanta la apuesta, presentando una Justice League algo macabra. 
Pero momento: ¿esta es una serie del Escuadrón Suicida? El plot parece recordarlo a tiempo y aprovecha la ambientación para renovar el equipo (acompañando su inminente debut en la pantalla grande), con una explosiva formación que sirve de contrapunto perfecto a la premisa inicial, en un hipnótico juego de intercambio de roles.
Mención aparte para el complemento protagonizado por Black Adam (otra vez, con un look ajustado a próximas adaptaciones), que rescata ideas del recordado evento One Million, incluyendo un inesperado giro que resignifica por completo al evento en general.

Superman: Worlds at War

Por: Santiago Porro

Worlds at War es la primera historia de Phillip Kennedy Johnson ubicada en el universo de Future State, y el guionista decidió empezar con todo. La historia es sobre Superman, pero él hace poco o nada en la misma. Subvirtiendo nuestras expectativas, la serie no nos cuenta qué llevó a Superman a su predicamento actual, o como va a salir de allí. En cambio, nos muestra el impacto que el personaje tiene en la gente a su alrededor, y envuelve al relato de más poesía que relato, algo que hace volar la imaginación al lector. El comic te hace pensar y confrontar qué es lo que representa Superman para vos y que sentís sobre él. Una gran experiencia ilustrada magistralmente por Mikel Janin.

Justice League 

Por: Bob Blondieness

Joshua Williamson se ocupa de presentarnos una nueva versión del equipo más célebre de la editorial, reuniendo personajes de los otros títulos en una apuesta que remite a la gloriosa etapa de Grant Morrison. Para acrecentar las similitudes, apela a un concepto de esa misma época, cerrando el círculo de una aventura redonda.
Eso sí, la dinámica entre los miembros del equipo busca diferenciarse de forma explícita de sus predecesores, aunque la tradición pueda más y no puedan escapar de los viejos usos y costumbres.
Al igual que varios de los otros títulos, el final abierto deja múltiples puntas a explorar.
Cabe mencionar el relato de la Justice League Dark, lleno de referencias al rincón mágico de la editorial y terroríficas vueltas de tuerca, propias de los mejores cuentos apocalípticos.

Aquaman

Por: Santiago Porro

Aquaman fue una de las series más aclamadas por la crítica de Future State, y es fácil ver el motivo. La historia nos presenta “una aventura más” de un nuevo Aquaman y su nueva compañera, pero pronto descubrimos que las apuestas son más grandes de lo que creíamos, y los personajes son cambiados para siempre. Es un ejemplo de la clase de historia que podés contar si no estás limitado por tener que mantener una serie regular o mantener a un personaje fijo en un período de su vida. Una historia rápida y divertida que en solo dos números logra presentarnos a personajes complejos, con ventajas y fallas, que se desarrollan y es imposible no querer. El arte de Daniel Sampere es increíble, con detallados fondos y sombras de tinta grises, si bien se aprecia mejor al ver los originales en blanco y negro que con el color.

Swamp Thing 

Por: Bob Blondieness

Ram V aporta una de las historias más melancólicas y existencialistas, ambientada en un distópico futuro aún más lejano en relación al resto de los títulos, lleno de extrañas criaturas que parecen responder al mando de la Cosa del Pantano. La humanidad parece haber sido desterrada, y el mundo ha vuelto a caer en manos de la flora, los dueños originales. Pero los viejos vicios son los más difíciles de matar y la situación rápidamente deviene en un intenso conflicto, intrínseco a los seres... ¿humanos?
El relato está acompañado por fichas técnicas, que contextualizan la anatomía y genealogía de sus rudos habitantes.
Una verdadera belleza.

Superman: Imperius Lex

Por: Santiago Porro

Esta serie es Mark Russell haciendo lo que sabe hacer mejor: sátira política y una increíble historia de ciencia ficción. El arte de Steve Pugh es súper expresivo y hace mucho hincapié en las emociones y rasgos faciales de los personajes, ya no los jovencitos que estamos acostumbrados a leer en comics de superhéroes, sino ancianos con los años encima. Una historia muy divertida LLENA de ideas, en la que todos los números parecen relatos completos de lo cargados que están.

Superman: House Of El 

Por: Bob Blondieness

A partir de una premisa esbozada en las páginas de “Kara Zor-El: Superwoman”, el guionista Phillip Kennedy Johnson (quien también tomará el mando de la serie regular del Hombre del Mañana) traza una historia monumental, rescatando lo mejor de los mitos de Superman para llevarlos a un futuro distante, cruzado de intrigas palaciegas, elementos clásicos de ciencia ficción, legados legendarios y mucha épica.
Lo mejor es que lo hace usando a un puñado de personajes totalmente nuevos, pero que a la vez se sienten familiares, dejando un reguero de potentes ideas a desarrollar.
Este es un número unitario, verdadera piedra fundamental del evento.

¡Volver al Futuro!

Por: Bob Blondieness

FS
La nueva generación de héroes

En su extenso manifiesto autobiográfico “Supergods”, Grant Morrison afirma que la industria del comic mainstream norteamericano está enferma, de un síndrome al que denomina “eventitis”. Es decir, desde hace algunos años (¿o quizás décadas?) las grandes editoriales publican eventos como si fueran papas fritas, al parecer sin verdaderas aspiraciones artísticas, sino más bien con la sola intención de vender más revistas a fuerza de sacudones pasajeros o movidos por cuestiones de agenda.
La dinámica evidenció la fatiga creativa de parte de los equipos artísticos, que se ven acorralados ante la demanda de generar impacto periódicamente, a veces invocando recursos gastadísimos, inverosímiles, aburridos o simplemente malos.
Esta situación generó cierta desconfianza de parte del lector exigente (e incluso de los otros), que mira con recelo cada despampanante anuncio.
Con este escenario, Future State se presenta como una grata experiencia, inesperada y gratificante, desterrando el prejuicio del evento comercial, y apostando a contar una verdadera historia.
El “evento” (sic) cumple con todos sus propósitos: sirve como punto de entrada para nuevos lectores, presenta ideas frescas, genera nuevos personajes y deja abierto un montón de plots a desarrollar.
E incluso se atreve a ir aún más allá: la estructura narrativa soporta más de un enfoque, ya que cada serie se puede leer de forma independiente, según su “familia” (las de Batman, las de Superman, etc.) o como una gran historia global. En ese sentido, es evidente que este grupo de autores nóveles miraron por fuera de lo tradicional, intentando replicar el espíritu de sagas como la seminal La Mazmorra (Donjon en el original) de Lewis Trondheim o las historias de Grendel del maestro Matt Wagner. En muchas de las obras se nota el cuidado en los detalles y un cariño genuino por los personajes.
Por último, al igual que en su momento lo hicieran The Dark Knight Returns o Kingdom Come,  todos los relatos sirven como rumbo hacia donde encarar las historias de personajes que llevan más de ocho décadas a cuestas, algo que la editorial (y los fans) venían reclamando a gritos.
La vara quedó muy alta, el desafío será poder sostenerla.

Orden de lectura: ¡Hasta el Infinito y más allá! 

Por: Santiago Porro

FS
Wonder Woman, The Next Batman y Harley 

A pesar que oficialmente DC no aclaró ningún orden de lectura para el evento, sutilmente revelaron en el Future State Preview Book de noviembre 2020 que las historias tenían lugar en años específicos de una misma línea de tiempo. Siguiendo esta información y teniendo en cuenta detalles de las historias, pudimos armar un orden aproximado de lectura (recordando siempre, que todas las historias funcionan como relatos autocontenidos).

2020

  • Joker War Zone 1 (historia de los Fox) (preludio a Future State)

2025

  • Batman - Superman 1-2 (prólogo)
  • Dark Detective 1 (sin los backups)
  • The Next Batman 1-4 (sin los backups)
  • Robin Eternal 1-2
  • Grifters 1-2 (Dark Detective backup)
  • Gotham City Sirens 1-2 (Next Batman backup)
  • Outsiders 1-2 (Next Batman backup)
  • Gotham Knights 1-2 (Next Batman backup)
  • Batgirls 1-2 (Next Batman backup)
  • Nightwing 1-2
  • Harley Quinn 1-2
  • Red Hood 1-2 (Dark Detective backup)
  • Catwoman 1-2

2027

  • Dark Detective 2-4 (sin los backups)
  • Next Batman Second Son
  • Batman Black and White 3 (historia 1)
  • Future State: Gotham
  • The Flash 1-2
  • Teen Titans 1-2

2029

  • Shazam 1-2

2030

  • Aquaman 1-2
  • Justice League Dark 1-2 (Justice League backup)
  • Nubia 1-2 (Immortal WW backup)
  • Suicide Squad 1-2 (sin los backups)
  • Superman of Metropolis 1-2 (+ backups)
  • Superman Worlds of War 1-2 (+backups)

2035

  • Green Lantern 1-2 (+backups)

2040

  • Wonder Woman 1-2
  • Justice League 1-2

2050

  • Kara Zor-El Superwoman 1-2
  • Superman vs Imperious Lex 1-2

2070

  • Superman Wonder Woman 1-2

3000

  • House of El 1
  • Legion of Super-Heroes 1-2

4500

  • Swamp Thing 1-2

82020

  • Black Adam 1-2 (Suicide Squad backup)

Fin del tiempo

  • Immortal Wonder Woman 1-2

 

Dejá tus ComentariosDejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
11 + 9 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.