fbpxMoonshine 2 | Comics | Ouroboros World
Comics

Moonshine 2

Análisis del segundo tomo de Moonshine, de Brian Azzarello y Eduardo Risso

Por: Mariano Sicart - 24 Mar 2021 Se lee en: 3 mins
Moonshine

Balas y aullidos

Moonshine
La formación ferroviaria en movimiento

La multipremiada dupla artística conformada por Eduardo Risso (Leones, 1959) y Brian Azzarrello (Cleveland, 1962), lleva adelante desde fines de 2016 la serie Moonshine para Image Comics, editorial con la que negociaron retener los derechos de autor, lo cual posibilitó la publicación del trabajo en nuestro mercado hacia 2018, merced a la labor conjunta de los editores Marcelo Pulido y Daniel Galliano, para una coedición entre sus respectivos sellos, Historieteca Editorial y Puro Comic Ediciones
Desde una ambientación de época, EE.UU. en plena crisis de 1929, y proponiendo una particular amalgama de subgéneros, mafia y licantropía, los creadores gestaron un muy interesante thriller sobrenatural, que lleva veinticinco entregas al día de la fecha. Los números siete al doce vieron la luz entre Febrero y Julio de 2018 en U.S.A. Posteriormente, fueron compilados en el segundo TPB de la serie, que es el que toma como referencia este segundo volumen, Tren de Miseria, de 144 páginas en formato comic-book,  cuya aparición en nuestro país tuvo lugar el mes pasado.

En la vía

Moonshine
Aullando a la luna

La plena vigencia de la Enmienda XVIII a la Constitución estadounidense, que impidió el comercio de bebidas alcohólicas en todo el territorio entre 1920 y 1933, generó en su momento un inusitado auge del crimen organizado, a través de la importación ilegal desde países limítrofes o por medio de destiladeros clandestinos. En este contexto de corrupción e intereses cruzados a ambos lados de la ley, el argumento retoma los sucesos presentados en el volumen 1. El joven torpedo Lou Pirlo, enviado a la región de Virginia Occidental para convencer al clan familiar Holt de vender la producción del destiladero ilegal de licor que maneja al mafioso newyorquino Joe ‘El Jefe’ Masseria, no solo acaba de fracasar estrepitosamente en su misión, sino que ha sido víctima de un particular accidente, con inesperadas consecuencias.
Debido a ello, el protagonista acepta la ayuda de la intrigante hechicera afroamericana Delia, con quien viaja de polizón en un tren hacia New Orleans. Las cosas se complican inesperadamente antes de llegar a destino, y Lou termina siendo detenido por las fuerzas de la Ley, para su posterior traslado a una penitenciaria en las afueras, donde transcurre el grueso de la acción del libro. Lejos de intentar pasar desapercibido, Pirlo alterará el statu quo imperante en el lugar. Sus actitudes, entre desafiantes e insolentes, terminarán afectando tanto al grupo de reos como a los guardias, hasta propiciar las circunstancias para un violento motín, que posibilitará su huída.  
Mientras tanto, el peculiar dúo de matones enviado a suplantarlo en la tarea de intimidación, Sr. L’ Ago y La Cacciatore, parece tener su propia agenda, al margen de los servicios prestados al capo italiano. Por otra parte,  la tensión generada al interior de la familia instalada en los Bosques Apalaches al creer muerto a su patriarca, el viejo Hiram Holt, divide las posiciones en cuanto a aceptar o no la oferta proveniente de la gran ciudad, con los jóvenes hermanos Tempest y Enos frente a una encrucijada, que también puede significar una oportunidad, por el papel que les toca en suerte. 

Trompetas en Louisiana

Moonshine
Portadas de ambos tomos

Puede resultar algo obvia la consideración que sigue, pero no deja de sorprender gratamente en todo momento el pleno entendimiento creativo entre guionista y dibujante. Estamos frente al trabajo más reciente de un equipo de autores con más de una década de obras a sus espaldas. Y eso se nota en la lectura. Después, hay que considerar que estas entregas representan un tercio del plan de publicación de la serie, pautado originalmente para tres años, que puede llegar a extenderse temporalmente si el público acompaña y los creadores continúan interesados en desarrollar el proyecto.  
Por lo pronto, seguimos asistiendo a la construcción de personajes y conflictos de fondo del argumento central, así como sus diferentes subplots. En tal sentido, se ahonda en la fragmentada psiquis de Lou Pirlo desde su infancia, sin que todavía sepamos cuál fue el error que cometió en la organización criminal de la que era parte al comienzo de la historia, por ejemplo. El jefe criminal italiano, gran villano de la historia, aparece poco y nada, moviendo hábilmente los hilos desde New York a través de sus pragmáticos emisarios. Los Holts  parecen ser otra pieza clave del puzzle a largo plazo, de la misma manera que la impredecible Delia, y hasta algunos reclusos recién presentados amagan con ganar protagonismo a futuro. Veremos cómo se sigue delineando la trama de esta recomendable colección en los tomos venideros.
En lo que respecta a la factura del libro, la traducción y rotulado resultan impecables, al igual que la impresión. La galería de de pin ups a modo de complemento, esta vez cuenta con logradas participaciones de Gabriel Bá, Fabio Moon, Rafael Albuquerque, Gerardo Zaffino, Rafael Grampá y Paul Pope, con Lee Loughridge. Solo resta esperar que el tercer volumen de Moonshine no se demore tanto.

Hasta la próxima luna llena.

Dejá tus ComentariosDejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.