fbpxEntrevista a Martha Barnes | Historieta Argentina | Ouroboros World
Historieta Argentina

Entrevista a Martha Barnes

La reina de los cuadritos

Por: Facundo Vazquez - 22 Mar 2021 Se lee en: 5 mins
Martha Barnes

Martha Barnes tiene una de las trayectorias más dilatadas en el mundo de la historieta argentina. Publicó en Bucaneros, Puño Fuerte e ilustró muchísimos cuentos, aunque su mayor producción se dio en las revistas de la editorial Columba. Acostumbrada a su rol de mujer pionera, la llamaron la primera dibujante profesional de la Argentina, la primera argentina en publicar en el exterior y hasta “la primera dama de la historieta”. Hoy, es una leyenda viviente y un referente indiscutido del medio.

Facundo Vazquez ─En una entrevista publicada en la revista Atellier del año 1957, la presentan como la única mujer en Argentina dedicada profesionalmente al dibujo de historietas. Ser una pionera seguramente es un gran orgullo pero también puede ser un camino solitario. Sabemos de tu temprana admiración por Hugo Pratt y Alex Raymond pero además... ¿Encontró inspiración en algunas mujeres, ya sean de acá o del exterior?

Martha Barnes ─En aquella época éramos muy pocas las mujeres que trabajábamos profesionalmente. Había muy buenas dibujantes, realmente las admiraba, pero mi inspiración fueron los artistas del lápiz y la tinta china que vos nombraste.

FV ─En aquellos tiempos estabas trabajando de manera estable para Columba. Para la nueva generación de lectores, la editorial es una especie de leyenda, más idealizada o más tenebrosa según las distintas versiones que circulan. Así que vamos a aprovechar para hacerte varias preguntas a vos que colaboraste en sus publicaciones durante más de cuarenta años.

Martha Barnes ─Dale.

FV ─Hay autores que cuentan que entregaron más de treinta guiones en un mes y otras locuras así, que hablan de un ritmo de trabajo enloquecedor ¿Cómo fue tu experiencia con eso? 

Martha Barnes ─Te cuento mi experiencia. Nunca sentí una exigencia que me resultara agobiante. No recuerdo exactamente la cantidad de páginas pero me daban uno o dos argumentos por mes y, cuando terminaba de dibujarlos, los entregaba. Siempre fueron muy respetuosos conmigo y me sentí muy cómoda trabajando ahí.

barnes 1
Uno de los fuertes de Columba: la adaptación de películas de moda. En este caso un spaghetti western.

FV ─Otra característica de la editorial fue la exigencia de utilizar seudónimos según el recorte de público al que apuntaba cada historia. Por ejemplo, usar un nombre femenino para firmar las historietas románticas. ¿Usaste seudónimo en algunas de tus páginas bélicas o del oeste?

Martha Barnes ─No, en Columba nunca me pidieron que firmara con seudónimo.

FV ─Aunque publicaste en casi todas las revistas de la editorial (y en muchas otras tanto de Argentina como del exterior), tu “casa” era Intervalo que era la revista orientada al público femenino. ¿Sentís que tu estilo se adaptaba mejor al perfil de la revista o más bien te encasillaban por ser mujer? 

Martha Barnes ─Jamás tuve en cuenta esto. Tal vez me encasillaron por ser mujer, no lo sé. He hecho historietas de todas las temáticas y me he documentado para todas ellas, incluyendo guerra, terror, historia, etc.

 FV ─¿Vos dirías que hay algo inherentemente femenino en tu forma de dibujar? ¿Sentiste en algún momento la necesidad de que tu obra reflejara que había sido dibujada por una mujer?

Martha Barnes ─Si mis dibujos reflejaron que eran obra de una mujer, no fue algo pensado. Te cuento una anécdota de hace algunos años. Una persona me dijo que creía que Martha Barnes era el seudónimo de un hombre, porque le llamaba la atención la fuerza del dibujo y la belleza de las figuras femeninas. 

barnes 2
Viñetas de "Dead thing among us" para la antología de terror de Eerie Comics.

FV ─Sí, es gracioso. ¿Por qué una mujer no podría dibujar mujeres hermosas? ¡Jajajaja! 
Bueno, sigamos... A pesar de tantos años de colaboraciones, quizás, el mayor reconocimiento del público te haya llegado a partir de “Cuentos del Emir”. Y es que las historias unitarias no quedan tan grabadas en la memoria de los lectores como las series (aunque, como en este caso, fuera una serie con muchos capítulos autoconclusivos). ¿Por qué hiciste tan pocas series fijas en Columba? ¿No surgía la oportunidad o vos preferías los unitarios?

Martha Barnes ─Yo recibía los argumentos que me ofrecían, no sé cuál era el criterio para elegir quién iba a dibujar una historieta unitaria o una serie. Realmente tuve suerte porque me eligieron para ilustrar unas historias tan hermosas y tan bien escritas por José Luis Arévalo

FV ─Como a casi todos los grandes autores argentinos, en un momento te llegó la oportunidad de publicar en el exterior. También en eso fuiste una mujer adelantada a tu época. ¿Te resultó fácil la transición? ¿Sentiste que te aportó algo nuevo a tu manera de trabajar?

Martha Barnes ─Trabajé para Estados Unidos, Italia, Alemania, para muchos países, pero siempre con intermediarios argentinos que recibían los argumentos, los traducían y luego se encargaban de enviar las historietas terminadas. Todos los trabajos han sido enriquecedores aunque al tener intermediarios, nunca tuve contacto directo con las editoriales extranjeras.

FV ─Y hablando más en general, con una trayectoria profesional tan extensa, atravesaste muchas “modas” diferentes. ¿Sentís que tu estilo evolucionó mucho o te mantuviste más bien fiel a un modelo? ¿En algún momento cambiaste mucho tu forma de trabajar o tus técnicas?

Martha Barnes ─Si comparo mis primeros trabajos con los más recientes, noto una gran diferencia, ha habido mucha evolución y se ve el estudio de anatomía y perspectiva. En un principio mis páginas eran muy rígidas, muy prolijamente recuadradas. Con el tiempo fui soltando las líneas, dejé de encerrar las figuras. Mi trabajo fue perdiendo las formas de la historieta antigua.

FV ─Antes, hablando informalmente, me comentabas que cuando te cruzaste con “Columbita” (como se lo conocía a Ramón Columba hijo) le reclamaste por tus originales perdidos. Obviamente, me resultó graciosa tu forma de llamarlo ¿Estableciste una buena relación con Columba (hijo)? ¿Llegaste a tratar personalmente con don Ramón (padre)? 

Martha Barnes ─A Ramón Columba padre lo vi algunas veces pero mi trato en la editorial era con Ramón Columba hijo, con quien seguí en contacto hasta su fallecimiento. 

FV ─¿De los originales robados ni noticia?

Martha Barnes ─ No. De los originales, no se sabe nada en concreto.

originales robados
Páginas de "El fantasma de la Opera" que hoy pueden comprarse en el mercado de coleccionistas debido a la "desaparición" de originales de Columba.

FV ─En la entrevista de Atellier de la que hablábamos al principio, la publicación cambió el sentido de lectura para poder incluir más fotos tuyas y fotos más grandes. Ya en 1975, cuando Skorpio te presenta a sus lectores destaca que es “tan atractiva como los personajes que creó durante su exitosa carrera como dibujante de historias sentimentales” ¿En algún momento te llegaron a molestar las constantes alusiones a tu gran belleza?

Martha Barnes ─Jajaja los elogios de algunos colegas son muy generosos.

FV ─Unos meses antes de la pandemia, en la Alianza Francesa se realizó una muestra con tus originales. Me comentabas que tenías proyectadas más exposiciones. ¿En qué andan esos proyectos? ¿Ya les podemos adelantar algo a los lectores? Además de las muestras ¿Qué trabajos tuyos te gustaría ver reeditados?

Martha Barnes ─La pandemia frenó todo y aún no sabemos cuándo podremos volver a la “normalidad”. Tengo páginas a las que les estoy poniendo texto y me gustaría en algún momento verlas editadas pero por el momento, sólo son proyectos.

FV ─En esa muestra, tu amigo y curador, José Massaroli, decía que parte de la importancia de ese evento radicaba en que ustedes produjeron en un periodo en el que el artista era un desconocido para el lector. Hoy que la relación con el público es mucho más cercana, te encontrás con un montón de reconocimiento. Creo que todo comenzó con el fundamental libro de Marcelo Bukavek y Felipe Ávila de fines de 2016, la muestra de 2019 (que fue cubierta por todos los medios especializados), las entrevistas de Anahí Blue y Betina Pascar y ahora, en 2021, que yo tengo el placer y vos la amabilidad de mantener esta pequeña conversación. Parece que, en los últimos años, todos queremos hablar con vos. ¿Cómo lo estás viviendo?

Martha Barnes ─Desde que tengo el blog, no he dejado de sorprenderme. Es muy cierto lo que dice José: nosotros trabajábamos para un lector sin rostro y, a la vez, éramos dibujantes sin rostro. Ser historietista es solitario, pero muy hermoso y mágico. Ahora es maravillosa la posibilidad de interactuar con los que seguían nuestras historietas y descubrir que gente nueva puede conocer por primera vez nuestros trabajos. Es muy halagador recibir mensajes tan cálidos de parte de los amantes de la historieta. Quiero agradecerte mucho a vos tu interés en mí y esta oportunidad de expresarme.

FV ─Por el contrario. Muchísimas gracias a vos por cederme tu tiempo de forma tan generosa.

Dejá tus ComentariosDejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.