fbpxCon rostro humano. "Historias de la máscara" | Manga | Ouroboros World
(Kaiki Kessakusen) de Hideshi Hino
Manga

Con rostro humano. "Historias de la máscara"

(Kaiki Kessakusen) de Hideshi Hino

Por: Mariano Lastiri - 30 Oct 2017 Se lee en: 2 mins

A principios de los años 90, el ya veterano maestro del horror, nos entregaba una obra que escapaba a su costado más malévolo. Una obra que muestra que detrás del terror también se pueden sacar una lado mucho más emotivo sin perder la identidad.

Hideshi Hino, si es un autor por la que es raro asociar, es por escribir historias de matiz dramático.

Claro que desde su debut, en 1979 con Zourokou no Kibyou (La extraña enfermedad de Zoroku para los amigos), ya se notaba esa necesidad de que en su narración, no solo convivan lo repulsivo y aterrador, sino también cierto sentimiento de amargura que no se asociaba a otros contemporáneos en el mismo campo, como lo fue Kazuo Umezu

Aún así, Historias de la máscara (Kaiki Kessakusen) es una obra casi en un 100% volcada a generar pesadumbre en el lector.

Siguen apareciendo varios de los tópicos que uno asocia a este maestro del desenvainado de katana: los niños, las atmósferas ominosas, momentos de gore muy pasados de rosca...pero todo esto está sumamente rebajado en pos de contar historias tristes, donde siempre hay algún giro sobrenatural.

La única historia que no respeta la regla es La espada maldita, donde Hino nos sumerge en una historia cruda como pocas, y de las más inmisericordes del tomo.

El autor nos cuenta todas las historias desde la óptica de un anticuario que vende objetos con trasfondos que siempre terminan en tragedia. Estos relatos pueden tener una relación tanto para el vendedor de antigüedades como el potencial cliente.

Los 7 capítulos tienen una introducción y una suerte de epilogo donde el centro esta en Hannya, una máscara del teatro Noh que se le confiere cierta propiedad sobrenatural y el conocimiento de cada uno de los objetos que posee el anticuario.

Este recurso tal vez es el más desaprovechado, ya que lo usa más como un hilo conductor entre las historias, y no como un elemento que realmente repercuta en los relatos.

El dibujo es el ejemplo de un autor ya establecido mostrando sus habituales recursos, en un estilo sumamente puntilloso, sobre todo cuando tiene que representar la tienda del boticario. Pero la faz gráfica siempre brilla aún más en los momentos manija, donde el autor juega a la exageración casi al punto de lo hilarante.

Fue editado en España por Editorial La Cúpula, junto a otros tomos de la linea de Manga Terror, en una edición con muy buen gramaje de papel y páginas con el agregado de color rojo ladrillo (Que suma un tono algo vintage).

El que busque otro recopilatorio de relatos cortos, donde este maestro del plumín saque a la luz su habitual nivel de depravación e insanidad mental, posiblemente se decepcione.

Pero para los que buscan relatos conmovedores con ciertos tufillos oscuros rozando lo macabro, encontrarán a un autor que es mucho más que lo que acostumbraba en los míticos anales del horror. No serán flores de carne y sangre, pero son igual de bellas.

Dejá tus Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
Acerca de formatos de texto

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.