Pasar al contenido principal

Deadpool 2

Regresa the merc with a mouth

Por: Agustin Soraire el Lun, 21/05/2018 - 20:58 - Se lee en: 6 mins

“Si hacen otra la van a cagar”. Lo escuché varias veces, y seguro que varios de los que estén leyendo esto también.

Hay ocasiones en las que una película funciona tan bien en sí misma, cierra tan bien y es casi tan perfecta, que la idea de seguir estirando la historia no tiene manera de que termine bien. Aunque, por supuesto, hay excepciones. The Godfather (El Padrino), por ejemplo. Si existiera solamente la primera y no sus dos secuelas, estoy seguro que la mayoría pensaríamos que otra entrega más arruinaría el producto. Pero existe una secuela y, sorprendentemente, es como mínimo tan buena como su predecesora. Y después existe The Godfather III pero no es la idea de este post entrar en polémicas.

Volviendo a Deadpool, hace dos años tuvimos una película muy entretenida y digna. Distaba de ser una obra maestra, pero es una película que todo lo que hizo, lo hizo bien, destacando por ejemplo como alternaban de un ritmo y estilo de comedia completamente absurdo y ridículo a momentos completamente dramáticos y serios. Funcionaba perfecto. Los chistes eran sencillos pero divertidos y el drama tenso y atrapante.

Ahora tenemos la segunda parte, con más humor y más drama. Más de todo. Pero con un cambio de director de por medio, la pregunta es: ¿estará a la altura de la brillantez de la primera? ¿Podrá re-inventar la gracia de la anterior entrega y no caer en repetir recursos, como en las honrosas ocasiones en que las secuelas nos sorprenden para bien?

Lamentablemente, esta vez no es el caso.

X-Force, uno de los atractivos de la cinta.

Para comenzar, el humor. Salvo algunos que otros, muy forzadamente me hicieron reír realmente algunos chistes mientras la veía. A ver, son chistes “tontos” y en realidad en la primera, aunque eran divertidos, funcionaban más por acumulación. Una constante de un gag tras otro. Acá funciona igual, pero a la inversa. Hay una saturación de chistes tan poco divertidos, que la constante suma de uno tras otro se vuelve algo denso. Para ser sinceros, en realidad los chistes no son malos en general pero tienen dos errores: en primer lugar, son muy referenciales. O sea, sí, en la primera parte también había y eran divertidos (“¡Ripley, de Alien 3!”, ¿se acuerdan?) pero estos no son los que funcionan cuando los pones en seguidilla, porque requieren que primero entiendas la referencia y después el chiste, en cierta forma te obliga a “procesar” el golpe cómico. En cambio los gags como Deadpool tirándose una flatulencia o haciendo fuck you son directos, uno los ve y entiende a la primera. El efecto es inmediato. Otro punto negativo son los chistes “estirados”. Escenas muy extensas en los que se intenta alargar el mismo chiste hasta que se agota… y seguir. A todos los que la vimos se nos viene una escena en particular, ¿no?

En la vereda de enfrente, en oposición a la comedia, el drama. Mientras en la primera había un balance casi equitativo con el humor, acá el contenido es mucho menor. Al igual que en la anterior, el disparador de la historia en esta secuela es narrativamente serio y hasta casi oscuro, pero con el pasar de los minutos la película parece olvidarse de que, si bien es graciosa, el trasfondo no lo es y las pocas veces en las que el elemento dramático se va desarrollando no conmueve ni logra ese fuerte contraste que ya vimos antes.

Yendo a la historia, específicamente el argumento, la verdad es que no está mal. Este es uno de esos casos en las que se cuenta con un buen guion pero la pifian en la ejecución. Posiblemente algunas reescrituras lo habrían mejorado mucho pero es más bien por error del director que por el de escritores en dónde se falla en las intenciones. El comienzo de la película presenta unas bases interesantes para el desarrollo de Wade como personaje a lo largo de la historia mientras que Cable, por su parte, tiene también su historia personal que genera un juego interesante con la situación de Deadpool. Lamentablemente termina siendo casi paródico y queda en una gran idea que no fue lo que pudo haber sido. Pero Cable no es el único personaje que flaquea en su potencial.

Josh Brolin caracterizado como Cable en el debut cinematográfico del personaje.

Los personajes secundarios de la primera parte (Dopinder, Weasel, Blind Al) regresan y se limitan a ser básicamente recursos cómicos… en una película de comedia. Sin embargo, la genialidad en la primera parte radicaba en cómo con cada personaje se presentaba en distintos tipos de situaciones y humor. Acá, lamentablemente, esos personajes que se robaban las escenas en las que aparecían, se vuelven pesados y densos por lo ridículo del humor forzado cuando están presentes. Y luego tenemos a X-Force, de cuyos miembros la única que destaca es Dominó ya que los demás simplemente son relleno y excusas para contar chistes. Sin embargo, en este sentido funcionan, (a ellos les pertenece el que para mí es el mejor gag de la película), pero ahí lo dejo para no entrar en spoilers. Y por último, Firefist, el personaje alrededor del cual básicamente gira la historia, posiblemente uno de los pocos (sino es que el único) personaje que está bien desarrollado. Su historia es sencilla y simple, pero las motivaciones son claras y es posiblemente el más sólido de todos los secundarios de la cinta.

Y para terminar, la acción. Aunque no está mal, no hay realmente escenas destacables. Es correcta y cumple, pero no llega a los niveles de genialidad que nos acostumbraron. Me explayaría más, pero a este punto ya me cansé de compararla con la otra película.

Peter, uno de los compañeros de Deadpool en la película. ¿Poder? Ninguno. El solamente vio un anuncio.

En fin… una total decepción. Se nota que la magia la tenía Tim Miller (el director de la primera cinta) y su fantasma acecha desde el comienzo. Para ver una vez y para pasar el rato mientras haces algo, está bien, tampoco es una película inmirable ni horrible y tiene sus cosas, pero el nivel de entretenimiento es el mínimo e indispensable.

Y sí, hay escenas post-créditos, dos, y esto posiblemente sea (tristemente) lo mejor de la película. De hecho, quizás hasta las mejores escenas post-créditos en película de superhéroes hasta el momento. Se las dejo picando.


Dejá tus Comentarios


Categorías

Crack Bang Boom #10 2019 del 10 al 13 de Octubre
Votá Premios Trillo 2019

Relacionados

Apoyanos!

Ayudanos a seguir manteniendo actualizado el sitio con una contribución en KO-FI.